Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Los Ayuntamientos de Gipuzkoa contrastan buenas prácticas de participación ciudadana

Foto Los Ayuntamientos de Gipuzkoa contrastan buenas prácticas de participación ciudadana

Los Ayuntamientos de Gipuzkoa contrastan buenas prácticas de participación ciudadana

Electos/as de Tolosa, Oñati, Irun, Urnieta, Hernani y San Sebastián han presentado sus proyectos en la primera jornada del Congreso que ha dado comienzo hoy en Tabakalera

Los Ayuntamientos de Gipuzkoa contrastan buenas prácticas de participación ciudadana

Hoy se ha celebrado la primera jornada del I Congreso de Participación Ciudadana de Gipuzkoa en Tabakalera, dentro de la dinámica de gobernanza colaborativa Etorkizuna Eraikiz. El objetivo del Congreso es compartir y difundir experiencias de éxito que desarrollan en este ámbito tanto instituciones locales como internacionales de referencia. Uno de los ejes de la jornada de hoy ha consistido en la puesta en común de buenas prácticas en participación que se desarrollan en 6 ayuntamientos de Gipuzkoa: Tolosa, Oñati, Irun, Urnieta, Hernani y San Sebastián. En su discurso de apertura, el diputado de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad Imanol Lasa ha puesto en valor estos proyectos, destacando contribuyen a construir una “Gipuzkoa ejemplar”, innovando para poner el foco de la toma de decisiones “en las personas y en la ciudadanía”.

“Sabemos que no hay un único modelo de impulsar la participación ciudadana. Es más, sabemos que no hay recetas mágicas. Pero todos coincidimos en que cambiar la forma en que la administración se relaciona con la ciudadanía, apostando por una gestión más abierta y compartida constituye un reto de primer orden, para regenerar la política y fortalecer la confianza de la sociedad, y responder de forma más eficaz a sus necesidades. Y sabemos que, independientemente de ideologías o tendencias, este reto nos atañe a todos y todas, es una apuesta de territorio y de país. Creo que estamos sabiendo sacar esta cuestión de visiones partidistas y anteponer el bien común. Buena muestra de ello son los seis proyectos presentados hoy, impulsados por Ayuntamientos de distintos colores políticos”, ha explicado.

En ese sentido, ha calificado de “hito” la puesta en marcha, esta legislatura, del Espacio Interinstitucional de Participación Ciudadana de Gipuzkoa, que agrupa a la Diputación y a todos los ayuntamientos del territorio para consensuar y fortalecer las políticas de participación en el ámbito local. Este espacio, pionero a nivel estatal, contará con importantes competencias y trabajará en red, definiendo las subvenciones y prestando apoyo, especialmente, a los ayuntamientos con menos recursos, además de colaborar con Eudel.  “Los ayuntamientos son, al ser la institución más cercana, un agente con un gran potencial para implicar a la ciudadanía en el diseño, ejecución y evaluación de las políticas públicas. El de la participación ciudadana es un ámbito en permanente cambio, en el que es imprescindible aprender unos de otros, y este espacio nos va a servir para contrastar metodologías y procesos exitosos, y consensuar nuevas fórmulas de procesos deliberativos, presupuestos participativos, o consultas”, ha indicado.”. 

Alcaldes y concejales de estos seis consistorios han presentado al detalle cada uno de los proyectos, participando después en un coloquio con las personas asistentes al Congreso. Los representantes municipales han sido Olatz Peón (Tolosa), Nerea Zubia (Oñati), Duñike Arrizabalaga (San Sebastián), Pedro Alegre (Irún), Jorge Segurado (Urnieta) y Estibaliz Aldeiturriaga (Hernani). Las buenas prácticas seleccionadas son las siguientes:

San Sebastián – Arroka: Entre febrero y marzo de 2017, el Ayuntamiento llevó a cabo un proceso participativo sobre las dos propuestas de futuro para el entorno de Arroka (Amara): una plaza o un frontón. En una primera fase se ofreció información sobre las dos propuestas, y en la segunda, se puso en marcha un sistema para conocer directamente la decisión de los vecinos y vecinas del barrio. El recuento de votos tuvo lugar en un acto abierto a la ciudadanía realizado en el salón de plenos del ayuntamiento, con la participación del alcalde Eneko Goia, representantes de todos los partidos, y asociaciones y vecinos/as de Amara.  De las 2.558 personas mayores de 16 años con derecho a voto participaron el 49,8% enviando su decisión en el sobre postal facilitado por el Ayuntamiento.

Irún – El alcalde en los barrios: Es un ejercicio combinado de participación, compromiso político, transparencia en la gestión y rendición de cuentas. El alcalde, visita mensualmente uno de los 17 barrios de la ciudad, recogiendo propuestas y solicitudes, que son analizadas en cuanto a su viabilidad técnica y económica para establecer compromisos sobre su realización (o no, motivándose la desestimación), y ofreciendo a través de la web municipal información de seguimiento de la realización de dichos compromisos. En la primera edición hubo 1.000 asistentes y se recogieron 479 propuestas ciudadanas, con un compromiso de realización de 389 de ellas (81%). Pueden verse en http://www.irun.org/caste/3ayunta/alcaldebarrios_anaka-puiana.asp

Tolosa – Tolosatzen: La ciudadanía ha realizado un diagnóstico compartido y un ejercicio de proyección colectiva en torno a los retos de futuro del municipio, imaginando la Tolosa de 2030. Se ha trazado un plan de acción para la próxima década, incorporando las nuevas medidas a los presupuestos municipales, y cada año se realiza una sesión de trabajo con la ciudadanía para evaluar el grado de ejecución de las iniciativas. El proyecto incorpora de forma transversal el euskera, la igualdad de género y la sostenibilidad. Más de 160 personas y 50 entidades ciudadanas han participado hasta ahora, el 55% mujeres. Información en www.tolosa.eus/tolosatzen.

Hernani – Erabaki Hernani Decide: Proceso para debatir y decidir de forma conjunta con la ciudadanía un apartado de los presupuestos finales por un valor de 500.000 euros. Este proceso de presupuestos abiertos cumple ya su tercer año consecutivo. Aprovechando las nuevas tecnologías, se habilita una página web erabaki.hernani.eus/aurrekontu-parte-hartzaileak en la que se recogen todos los contenidos y propuestas ciudadanas fruto del proceso, el calendario y las fases, y que permite también votar entre las distintas opciones. En la web tienen cabida otros procesos participativos organizados como la definición de la Casa de la Mujer, o el análisis de los espacios deportivos.

Oñati – Eltzia: Partiendo de la necesidad expresada en 2013 por distintas asociaciones socio-culturales del municipio de contar con un local, surgió la idea de crear un proyecto colectivo más amplio, aprovechando un espacio de 6.000 metros cuadrados para dar cabida no solo a las asociaciones organizadas, sino a cualquier colectivo sin ánimo de lucro. Eltzia funciona como un espacio de encuentro, convivencia y creación compartida, con un componente claro de autogestión, ya que son las personas usuarias quienes se encargan de su gestión diaria y cuidado. Cuenta con 40 colectivos y 500 usuarios/as, y hasta ahora se ha invertido un millón de euros.

Urnieta – Inversiones estratégicas: 2016 supuso un punto de inflexión en la apuesta por el gobierno abierto, con la puesta en marcha de un proceso participativo para definir las inversiones estratégicas de la legislatura, a las que se destinan 4 millones de euros, una cantidad que supone el 45% del presupuesto anual. El ayuntamiento se ha marcado como objetivo, en vista del calado de estas inversiones, involucrar a la ciudadanía y desarrollarlas en colaboración con la misma. Se realizó un listado de actuaciones estratégicas, todas ellas con una dotación superior a 400.000 euros, de competencia municipal e interés social, para su posterior votación y priorización. La ciudadanía pudo presentar sus propias propuestas.

A su vez, se ha realizado  un coloquio sobre “Espacios interinstitucionales de Participación Ciudadana” en el que han participado  Xabier Barandiaran, jefe del Gabinete del Diputado General, Ernesto Ganuza, científico titular del Instituto de Estudios Sociales Avanzados, Jone Martinez, profesora en Ciencias Políticas en la UPV/EHU, Pedro Ibarra, Catedrático de Ciencia Política de la UPV/EHU, y Ruth Sarabia, directora de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Málaga. Sobre la mesa, cuestiones como la reglamentación de los procesos participativos, o el reto de atraer a colectivos como los jóvenes.

Ibarra ha señalado que existe una desconexión entre la sociedad y las decisiones políticas y que las instituciones deben tomar la iniciativa para hacerle frente. “Hay una desconfianza que aún genera resistencias ante estas iniciativas. Pero hay experiencias en las que la gente se ha sentido protagonista real, y eso genera un mayor deseo de participar”. Sarabia ha añadido que a nivel local hay una permeabilidad muy grande y un contacto con la sociedad, pero que “hay que dar un salto mayor adaptándonos a los lenguajes y las formas de la gente”. Para Ganuza, la participación plantea un espacio entre iguales y “desde ahí la cooperación es más fácil. Permite canalizar la confrontación a través de la comunicación”.

Martinez, por su parte, ha apuntado que asistimos a una “burocratización de los procesos de democracia participativa y deliberación. Los reglamentos que canalizan los procesos deben intentar romper esa tradición pero a veces nos cuesta salirnos de esa lógica”. Barandiarán ha puesto el foco en “el modelo que empleamos para regenerar el espacio democrático. En la Diputación lo queremos hacer desde una tradición comunitaria que tiene un gran arraigo social en Gipuzkoa, para hacer frente al contexto de una sociedad individualista en la que articular procesos de deliberación no es fácil. Está claro que la participación fortalece la toma de decisiones, siempre que se plantee adecuadamente y no se instrumentalice para debilitar el sistema democrático, algo que en ocasiones ha sucedido en nuestro pueblo”.

Ganuza ha alertado, por otra parte, sobre “el riesgo de caer en la ‘reglamentitis’. Es necesario reglamentar pero muchas veces la participación se queda en el reglamento”. En ese sentido, Sarabia ha recordado que la digitalización ayuda “porque solo con formatos presenciales es difícil atraer a los jóvenes. Facilitando las herramientas incluimos a nuevos colectivos”.