Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Presentado para 2020 un presupuesto inversor y social que asciende a 915 millones

Foto Presentado para 2020 un presupuesto inversor y social que asciende a 915 millones

Presentado para 2020 un presupuesto inversor y social que asciende a 915 millones

Crece un 4,53% respecto a 2019.

Presentado para 2020 un presupuesto inversor y social que asciende a 915 millones

El proyecto de presupuestos de la Diputación Foral de Gipuzkoa para 2020 prevé un gasto de 915,2 millones de euros, lo que supone un aumento de 39,7 millones (+4,53%) respecto al de 2019. El diputado general, Markel Olano, ha puesto el foco en tres ejes principales: responder a las necesidades sociales, donde destaca una inversión de más de 400 millones de euros en política social; las apuestas en sectores económicos de futuro, con 22 millones de euros destinados a las iniciativas de Etorkizuna Eraikiz; y la apuesta por seguir reduciendo deuda, que en 2020 volverá a bajar en otros 45 millones de euros. “Se trata de un presupuesto muy potente, inversor y social, reflejo de nuestra gestión política, y nuestra principal herramienta para construir esa Gipuzkoa con los menores niveles de desigualdad sociales, de género y lingüísticas posibles”, ha defendido el responsable foral.

            Olano ha comparecido hoy ante los medios, acompañado del diputado de Hacienda y Finanzas, Jabier Larrañaga, para desglosar los ejes principales del proyecto presupuestario para el siguiente ejercicio. Tras la rueda de prensa, ambos se han desplazado a las Juntas Generales, donde han hecho entrega de un USB con el documento que recoge la iniciativa al presidente de la Cámara foral, Xabier Ezeizabarrena. Durante las próximas semanas, el proyecto de presupuestos será presentado por departamentos en las Juntas Generales y, tras ser debatido en comisión, se procederá al debate y votación final durante las últimas semanas de diciembre.

            El diputado general, en su intervención, ha vuelto a poner el foco en la economía ya que, según ha afirmado, la fortaleza que muestra Gipuzkoa en este ámbito es la que está permitiendo a la Diputación dotarse de más recursos para llevar a cabo sus políticas. En este sentido, ha reiterado la apuesta de la institución foral por la promoción económica como mejor fórmula para que la recaudación siga creciendo, y de este modo, contar con más herramientas para sostener el nivel de bienestar del territorio. “Desde el principio apostamos por la promoción económica, y los datos nos reafirman en que estamos defendiendo la estrategia adecuada”, ha señalado.

            Respecto al proyecto presupuestario, ha considerado muy destacable el crecimiento que presenta, ya que se trata del segundo mayor presupuesto de la historia. Asimismo, ha detallado que se trata de un presupuesto inversor y social, ya que el capítulo seis del mismo (inversiones reales) crece en 20 millones hasta situarse en 131 millones (+18%). El diputado general también ha hecho hincapié en la transversalidad del presupuesto: “Apostamos por un modelo de gobernanza abierto y colaborativa, y ello también tiene su reflejo dentro de la casa: nuestros principales proyectos no se limitan a un solo departamento, sino que están repartidos entre diversas áreas”.

 

Tres ejes

El diputado general ha señalado que el presupuesto responde a tres necesidades principales: responder a los retos de hoy y reforzar las políticas sociales, llevar a cabo apuestas ligadas a la economía del futuro y seguir fortaleciendo la institución. En el primer punto, ha destacado el aspecto social del presupuesto, ya que casi la mitad del mismo corresponde a las políticas sociales. “El departamento contará con 399 millones, pero a ello hay que añadirle medidas como Adinberri o Elkar-EKIN Lanean, que están ligadas directamente con las políticas sociales”, ha señalado Olano. Según ha destacado, la inversión por habitante asciende en 2020 a 566 euros. “Desde que llegamos a la Diputación en 2015, hemos incrementado la inversión por habitante en este capítulo en 108 euros por persona”.

            En lo que respecta a las apuestas de futuro, el responsable foral ha puesto el foco en Etorkizuna Eraikiz, que tendrá una dotación de 22 millones de euros y unos créditos de compromiso (gasto previsto para los próximos años) por valor de 56 millones de euros. Asimismo, ha recordado que la importancia de que la Diputación cuenta con un departamento específico para la gestión de los principales proyectos, creado esta legislatura, que tendrá un presupuesto de 8,3 millones de euros, pero con un accionar transversal. “Es el momento de profundizar en estas apuestas para mejorar el posicionamiento de Gipuzkoa en sector de futuro. Actuando hoy, estamos construyendo la economía y el empleo de calidad de mañana”, ha destacado.

            Por último, Olano ha insistido en la importancia de seguir fortaleciendo financieramente la Diputación, siguiendo con la estrategia de reducción de deuda iniciada la pasada legislatura. De este modo, según recoge el proyecto de presupuesto de 2020, la institución foral reducirá su deuda en otros 45,6 millones de euros, lo que le situará con el menor nivel de deuda de la última década. “Desde 2015, habremos reducido la deuda de la Diputación Foral de Gipuzkoa en 175,6 millones. Es decir, una reducción de más del 30%”, ha detallado el responsable foral, destacando que esta estrategia se está plasmando en resultados: en 2020, el gasto en intereses será de 6 millones de euros, cuando en 2015 fue el doble y, en 2012, el triple. “La estrategia es clara: aprovechar la coyuntura de la economía para seguir fortaleciendo la institución; reducir deuda significa quitarnos lastre, lo que nos dará más agilidad por si los vientos de la economía cambian”, ha resaltado.

 

Gastos e ingresos

En lo que respecta al gasto por departamento, el diputado Larrañaga ha hecho una aproximación a las principales variaciones que presentan estos: al Área del Diputado General crece un 10,93%, motivado por el crecimiento de los recursos destinados a Etorkizuna Eraikiz; el departamento de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural reduce sus recursos un 3,34%, debido a la creación del nuevo departamento de Proyectos Estratégicos; el de Cultura, Cooperación, Juventud y Deportes, crece en un 10,65%, debido al proyecto del Koldo Mitxelena; el de Gobernanza incrementa su dotación en un 11,73%, debido en gran medida al aumento en gastos de personal;

Por su parte, el de Movilidad y Ordenación del Territorio aumenta un 14,92%, por el proyecto de Adinberri y la ejecución del bidegorri Eibar-Maltzaga; en el de Hacienda, el crecimiento es del 3,35%, destinados a reforzar los recursos humanos del departamento; el departamento de Infraestructuras Viarias crece un 1,61%, lo que consolida el aumento registrado en la anterior legislatura; el departamento de Políticas Sociales crece un 2,44%, fruto del incremento de las necesidades en este campo; y, por último, el de Medioambiente y Obras Hidráulicas crece un 7,93%, destinado a financiar el proyecto de Naturklima.

Por otra parte, en lo que respecta al capítulo de ingresos, y según lo acordado en el último Consejo Vasco de Finanzas, en 2020 se prevén unos ingresos de 5.326,7 millones de euros para la Diputación Foral de Gipuzkoa. A la hora de repartir estos recursos, la mayor parte irá a parar al Gobierno Vasco, ya que recibirá 3.505,5 millones de euros; la Diputación, por su parte, se quedará con los citados 915 millones mientras que a los municipios les corresponderán 536,3 millones de euros, una dotación sin precedentes. El Estado, por último, recibirá 367,7 millones de euros a través del Cupo.