Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Medio Ambiente se une al Corredor Vasco de Hidrógeno

Foto Medio Ambiente se une al Corredor Vasco de Hidrógeno

Medio Ambiente se une al Corredor Vasco de Hidrógeno

En una apuesta firme y decidida por la descarbonización del transporte público, el Departamento de Medio Ambiente se suma a la iniciativa BH2C con el proyecto de una planta piloto de transformación del biogás generado actualmente en la planta de tratamiento de los residuos orgánicos del Complejo medioambiental de Zubieta para la generación de hidrógeno de muy alta calidad para su uso en el transporte público

Medio Ambiente se une al Corredor Vasco de Hidrógeno

El Departamento de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas de la Diputación Foral de Gipuzkoa se une a los firmantes del Manifiesto De Interés y apoyo al del Corredor Vasco del Hidrógeno, iniciativa liderada por Petronor – Repsol y que sienta las bases de colaboración con esta última adhesión entre 79 organizaciones.

En una apuesta firme y decidida por la descarbonización del transporte público, el Departamento de Medio Ambiente  se suma a la iniciativa BH2C  con el proyecto de una planta piloto de transformación del biogás generado actualmente en la planta de tratamiento de los residuos orgánicos del Complejo medioambiental de Zubieta para la generación de  hidrógeno de muy alta calidad para su uso en el transporte público

Jose Ignacio Asensio: “La  descarbonización de sectores como transporte, responsable del 46% del consumo de energía final, es estratégicamente necesario para llevar a cabo una transición energética y la descarbonizació de la economía en Gipuzkoa”

Esta mañana el Diputado de medio Ambiente y Obras Hidráulicas Jose Ignacio Asensio y el presidente de Petronor Emiliano Lopez Atxurra han presentado la adhesión del citado departamento al  Proyecto del Corredor Vasco del Hidrógeno, BH2C.  El Proyecto del Corredor Vasco del Hidrógeno, BH2C, es una iniciativa que contribuirá al desarrollo tecnológico y al cambio del modelo energético y económico para avanzar en la descarbonización de sectores estratégicos como energía, movilidad, industria y servicios. Se trata de una apuesta por el desarrollo de la industria , que nace en el País Vasco de la mano de Petronor- Repsol, al que se incorporan también organizaciones de otros territorios, y que supondrá una reactivación económica, a través del desarrollo de la cadena tecno- industrial de la economía del hidrógeno. 

El proyecto BH2C  tendrá una inversión de más de 1.300 millones de euros hasta 2026, y supondrá la generación de más de 1.340 puestos de trabajo directos y 6.700 indirectos.

Este proyecto se fundamenta en una estrategia integral, que incluye 34 proyectos de toda la cadena de valor a los que se suma la iniciativa liderada por el Departamento de medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa y pretende ser una palanca para transformar el tejido productivo y conseguir mantener el peso de la industria Como sector transformador del modelo económico y generador de riqueza. Entre ellos destacan proyectos que tienen que ver con el “corazón” de la economía del hidrógeno.

Los proyectos que componen la iniciativa se agrupan en:

Producción de hidrógeno renovable y combustibles sintéticos.
Movilidad- Logística de distribución.
Descarbonización de la Industria.
Usos urbanos y residenciales
Infraestructura.
Desarrollo tecnológico industrial

En una apuesta firme y decidida por la descarbonización del transporte público en Gipuzkoa a través del hidrógeno, el Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa se suma a la iniciativa BH2C,  contribuyendo así al logro de los objetivos climáticos, acelerando la descarbonización de la economía y consiguiendo un transporte público sin emisiones de carbono en 2050.

Con este proyecto, se pretende alinear la acción de Gipuzkoa con las estrategias de Hidrógeno de España y Europa, apostando por el impulso a nuevas estrategias de economía circular aplicadas a la descarbonización del transporte público, mediante la sustitución por nuevos autobuses y camiones de recogida de residuo municipal alimentados por hidrógeno.

La aportación del Departamento de Medio Ambiente este proyecto es la Estrategia de Hidrógeno verde a partir de biogás procedente de residuo sólido urbano. El proyecto consiste en la construcción de una planta piloto de transformación del biogás generado actualmente en la planta de tratamiento de los residuos orgánicos de origen municipal del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa para la generación de  hidrógeno de muy alta calidad vehiculares para su uso en el transporte público de viajeros y en los camiones de recogida de los residuos sólidos municipales. La producción de H2 será de 500kg/día, suficiente para abastecer de combustible a 5 autobuses interurbanos y 5 camiones de recogida de residuos.

Dicha planta dispondrá a su vez de captura y almacenamiento de CO2,  Esto permitirá avanzar hacia la renovación progresiva de la flota de autobuses al uso de hidrógeno, transformando el transporte público en un transporte sin emisiones. En la actualidad, la mayor parte de las emisiones GEI con origen en las actividades humanas proceden de los procesos de combustión asociados a la producción, transformación, distribución y consumo de energía, en el transporte, industrias, empresas, viviendas, comercios y servicios. Jose Ignacio Asensio, diputado de Medio Ambiente ha declarado al respecto que,  “La  descarbonización de sectores como el trasnporte, responsable del 46% del consumo de energía final, es estratégicamente necesario para llevar a cabo una transición energética en Gipuzkoa”.

En la actualidad, en la planta de biometanización situada en el CMGII del Complejo medioambiental de Gipuzkoa, donde se tratan los residuos orgánicos municipales procedentes de la recogida selectiva, cuenta con un volumen de tratamiento constante anual de 55.000 Tn/año, cifra que se prevé alcance las 70.000 Tn/año en el año 2030. Como resultado del tratamiento se obtiene actualmente un caudal de biogás de 650 Nm3/ hora.

La puesta en marcha de la planta piloto de hidrógeno a partir de la remodelación de la planta actual de biometanización, servirá de banco de pruebas y de i+d para todo el territorio estatal, dado que son numerosas las plantas de biometanización existentes que pueden transformarse hacia el sector del hidrógeno. La transformación del biogás en el vector energético hidrógeno es una apuesta firme y decidida por el desarrollo territorial en el I+D del hidrógeno y en la búsqueda de soluciones que aporten mayor valor añadido al biogás que la alternativa habitual de producción de energía eléctrica a través de motores de biogás y el posterior volcado a la red eléctrica nacional de la electricidad generada.