Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Apagado el incendio que durante el fin de semana ha estado activo Irun

Foto Apagado el incendio que durante el fin de semana ha estado activo Irun

Apagado el incendio que durante el fin de semana ha estado activo Irun

El fuego ha calcinado en torno a 400 hectáreas en Gipuzkoa, el incendio más grave de la última década.

Apagado el incendio que durante el fin de semana ha estado activo Irun

El incendio que a lo largo del fin de semana ha afectado al término municipal de Irun está ya apagado. Los focos se han situado en el entorno de Endarlatsa: el sábado avanzaron en dirección norte por la orilla izquierda del río Bidasoa, y el domingo en dirección noroeste, hacia Erlaitz y Pagogaña, y en tierras del este de Peñas de Aia. Tal y como estaba previsto, el cambio meteorológico y la llegada de la lluvia durante la tarde-noche de ayer resultaron fundamentales para controlar y acabar con el incendio, que se dio por extinguido hacia medianoche. Tras retirarse el personal de bomberos y bomberas y guardas forestales, se mantuvo un retén vigilando la zona, que también se retiró poco después.

          El incendio se declaró el pasado sábado en la localidad de Bera, en Navarra. Empujado por el fuerte viento sur presente durante todo el fin de semana, el fuego pasó a tierras de Gipuzkoa y Lapurdi durante la tarde. En el caso del territorio histórico, y según un primer balance provisional, se han quemado unas 400 hectáreas entre el sábado y el domingo. Se trata del incendio más grave de la última década.

          El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y la diputada foral de Gobernanza, Eider Mendoza, se personaron en diferentes momentos del fin de semana en el puesto de mando móvil instalado en el parque industrial Zaisu de Irun, desde donde se coordinaban las tareas contra el fuego. El puesto fue desmontado durante la tarde de ayer. Según ha explicado, el fuego provocó momentos complicados sobre todo durante la jornada del sábado, pero por fortuna no dejó daños personales ni afectó a ninguna vivienda o borda. Según han recordado, en algunos momentos el fuego se acercó al barrio rural Bidasoa de Irun, donde por prevención se desalojaron 38 caseríos, dos restaurantes y una empresa. Los y las vecinas de la zona fueron regresando a sus casas durante el día de ayer. Por desgracia, la mayor parte de las hectáreas quemadas son de bosque autóctono, lo que significa “una grave pérdida” para el patrimonio natural de Gipuzkoa. Durante los próximos días se llevará a cabo una valoración más precisa de los daños causados.

          La Diputación Foral de Gipuzkoa ha tenido en todo momento a más de 40 personas trabajando sobre el terreno, entre bomberos, bomberas y guardas forestales. Junto a ellos y ellas, Ertzaintza, Protección Civil, Policía Municipal de Irun, DYA Gipuzkoa y Cruz Roja también han colaborado en la lucha contra el fuego. La Diputación Foral de Gipuzkoa quiere agradecer a todas las personas que han trabajado durante el fin de semana, tanto personal trabajador como voluntario, ya que gracias a su esfuerzo ha sido posible parar el fuego.