Atrás

Kabia en el Parlamento Europeo

Foto Kabia en el Parlamento Europeo

Kabia en el Parlamento Europeo

Dentro de la presentación del proyecto Combi, con el fin de que las personas migrantes (y aquellas que no conocen la lengua minorizada) que trabajan en el ámbito de los cuidados y la salud de las personas mayores puedan adquirir las competencias lingüísticas básicas para trabajar

Kabia en el Parlamento Europeo

La gerente de Kabia, Arantza Lekuona, y Petra Elser, directora de la asociación Banaiz Bagara, han presentado esta mañana en el Parlamento Europeo, en Estrasburgo, la política lingüística del órgano autónomo Kabia como ejemplo de buena práctica. De hecho, Kabia, órgano que integrará las 16 residencias municipales de Gipuzkoa “ya ha puesto en marcha la directriz para gestionar la igualdad lingüística”, para que a la hora de proporcionar cuidados y atención de calidad a las personas mayores se garanticen igualmente sus derechos lingüísticos. La comunicación, que ha sido muy bien valorada por los parlamentarios asistentes, ha tenido lugar en el grupo “Traditional minorities,National communities and Languages”, dentro de la presentación del proyecto Combi.

Con el fin de incluir la perspectiva de igualdad lingüística en las residencias de Kabia, el organismo autónomo participa en el proyecto Combi del Consejo Asesor. El objetivo del método Combi consiste en que las personas migrantes (y las que desconocen la lengua minorizada) asuman las competencias lingüísticas básicas para desarrollar su labor, sin necesidad de tener conocimiento de todos los aspectos de la lengua. Para ello, desarrollan métodos proactivos y novedosos de enseñanza, tanto en el cuidado de las personas mayores como en el ámbito de la salud, con el fin de establecer prácticas inclusivas novedosas y mejorar las competencias comunicativas en las lenguas exigidas en el lugar de trabajo

En relación con ese tema, Arantza Lekuona ha subrayado que dentro de las directrices de Kabia hay una necesidad  de “incidir en las capacidades lingüísticas de los empleados presentes y futuros. Asimismo, hay que tener en cuenta que a corto y medio plazo cada vez habrá más trabajadores que desconocen el euskera dispuestos a trabajar en el sector de los cuidados”.

1.505 plazas en 16 residencias

En el organismo autónomo Kabia se intregrarán 16 residencias municipales hasta 2019, y en total se gestionarán un total de 1.505 plazas (1.336 plazas residenciales más 169 plazas en centros de día), 299 personas empleadas (116 funcionarias eta 183 contratadas), 949 personas de 18 empresas ofreciendo distintos servicios; en definitiva, 16 residencias con distinto tipo de gestión. Hasta el momento se han integrado las residencias municipales de Azkoitia, Elgoibar, Villabona, Zumaia, Lasarte, Andoain y Bergara; este año lo harán las de Ordizia, Oñati, Errenteria, Arrasate y Tolosa; y el que viene, las de Hernani, San Andres de Eibar, Ama Xantalen de Irun y la de Pasaia.

Kabia ha contado desde sus inicios con el apoyo y la ayuda del Departamento de Política Social y la Dirección de Igualdad Lingüística de la Diputación Foral de Gipuzkoa.  En el momento de establecer las directrices para gestionar la igualdad lingüística tomaron parte tanto los representantes municipales como los de las empresas de servicios, y actualmente continúan trabajando en el diseño de la colaboración con otros agentes. Lekuona ha señalado que mediante la presentación del grupo Intergroup “se quiere conseguir ayuda de Europa, entre otras cosas, para que en las regiones bilingües las lenguas minorizadas sean tenidas en consideración en programas empleo y de formación profesional que se financian mediante los fondos sociales europeos”.

 

La comunicación, que ha sido muy bien valorada por los parlamentarios asistentes, ha tenido lugar en el grupo “Traditional minorities,National communities and Languages”