Ruta de navegación

Publicador de contenidos

La Diputación aprueba la convocatoria de ayudas para impulsar la innovación en políticas sociales

La Diputación aprueba la convocatoria de ayudas para impulsar la innovación en políticas sociales

Financiará esta línea con 875.000 euros provenientes de los fondos europeos, que más adelante serán reforzados con otros 575.000 euros.

Foto La Diputación aprueba la...

El Consejo de Gobierno de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha aprobado hoy la convocatoria 2022 de ayudas destinadas a financiar proyectos de innovación social, una iniciativa enmarcada en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) procedente de Europa. Esta línea, dotada con 875.000 euros, pretende incidir en los siguientes ámbitos: por un lado, proyectos piloto de innovación social para la protección de la infancia y la adolescencia, la protección de las mujeres víctimas de violencia machista, la promoción de la autonomía e independencia de las personas con discapacidad y la inclusión social. Y por otro, proyectos de implantación de nuevos servicios o adecuación de servicios actuales para la mejora y fomento de los cuidados innovadores en el domicilio.

La medida ha sido dada a conocer hoy por la portavoz foral, Eider Mendoza, en una comparecencia de prensa en la que ha dado cuenta de los acuerdos que se han adoptado en el Consejo de Gobierno celebrado esta semana. En ella ha explicado que esta convocatoria de subvenciones se completará en las próximas semanas, ya que cuenta con una segunda parte. “Además de las líneas citadas, habría que añadir la financiación de proyectos innovadores que tengan como objetivo mejorar la atención y cuidado de las personas mayores, que situarán en el contexto de Adinberri”, ha adelantado. Según ha añadido se destinarán 575.000 euros a esta segunda línea, por lo que en total serán 1.450.000 euros los que se destinarán a proyectos innovadores en materia social y de cuidados.

La responsable foral ha explicado que el pasado año la Diputación Foral de Gipuzkoa apoyó 13 proyectos innovadores en entidades del tercer sector y otros 11 proyectos para fomentar el ecosistema local de cuidado de los ayuntamientos. A través de estas iniciativas se impulsó a la creación e impulso de ecosistemas locales de atención y cuidados, basados en la conectividad de los agentes locales para el desarrollo de una economía del cuidado; el diseño e implementación de experiencias piloto tanto en domicilios como en residencias/centros de referencia, basados en modelos experimentales para fomentar la innovación en los cuidados; el diseño de programas de formación y desarrollo de herramientas digitales relacionado con la innovación y personalización de los cuidados; y la elaboración de estudios y evaluaciones que generen conocimiento referido a la innovación en los cuidados de larga duración.

“Gipuzkoa es un territorio avanzado, solidario y cohesionado, que ofrece empleo, protección y futuro a todas las personas”, ha defendido Mendoza. Según ha destacado, en el ámbito de las políticas sociales, la activación comunitaria y la innovación son claves en el campo de los cuidados futuros, en el marco de la transformación del modelo de atención que se está produciendo en Gipuzkoa. “La Diputación Foral de Gipuzkoa ha acelerado en los últimos años el proceso de transición hacia unos cuidados más personalizados, inclusivos y comunitarios a través de la Agenda Gipuzkoa 2020>2030. El objetivo es situar a Gipuzkoa en la vanguardia de los cuidados y establecer una hoja de ruta para todo el territorio”, ha subrayado. Mendoza ha añadido que estos recursos procedentes de Europa también se dirigen a este esfuerzo.

Intervención en la GI-3632

Por último, en el Consejo de hoy también se ha aprobado una intervención en la carretera GI-3632 de Oiartzun. Esta carretera une el polígono industrial de Lanbarren con la localidad de Oiartzun a través de un túnel que pasa bajo la autopista AP-8. En concreto, se construirá un muro de sostenimiento entre los puntos kilométricos 0,590 y 0,675 de este vial y se estabilizará el muro de sostenimiento existente entre los puntos kilométricos 0,675 y 0,720. En total, se destinarán 961.333 euros, y la obra tendrá un plazo de ejecución de cuatro meses.

“Estos trabajos son una continuación de las intervenciones que hemos venido realizando con anterioridad y tienen como objetivo la recuperación de la carretera”, ha dicho Mendoza. Con esta nueva decisión se construirá básicamente el último tramo del muro de sostenimiento que quedó inacabado en las obras del proyecto anterior y que se completará mejorando las condiciones de drenaje del relleno. Asimismo, se restablecerá el firme y la señalización horizontal afectados por las obras de construcción y estabilización. “Así, se prevé mejorar la seguridad y el confort de los usuarios que utilizan esta vía”, ha señalado Mendoza.

  

1058