Ruta de navegación

Publicador de contenidos

La Diputación presenta Basabizi, el nuevo centro para la recuperación de la fauna silvestre

La Diputación presenta Basabizi, el nuevo centro para la recuperación de la fauna silvestre

Ubicado en la finca foral de Arizmendi (Urnieta), ha iniciado su actividad este año y atiende actualmente a 22 ejemplares.

Foto La Diputación presenta...

La Diputación Foral ha presentado hoy Basabizi, el centro para la recuperación y reintroducción de fauna silvestre de Gipuzkoa, que tiene como finalidad la recepción, cuidado, mantenimiento y recuperación de los animales que se encuentren incapacitados para la supervivencia en su propio medio, para su posterior devolución al medio natural. En una visita abierta a los medios de comunicación, el diputado general Markel Olano, la directora de Montes y Medio Natural Arantxa Ariztimuño y el personal técnico del Servicio de Fauna y Flora Silvestre han dado a conocer las instalaciones y han dado cuenta de las funciones del centro, que entró en funcionamiento en marzo tomando el relevo de Arrano-Etxea, y que se ubica en la finca Arizmendi que la Diputación tiene en Urnieta.

          “El cuidado del medio natural y de la biodiversidad es un elemento imprescindible para la construcción de nuestro futuro. Ya lo era anteriormente, y lo es más ahora, en el contexto del cambio climático. La Diputación viene trabajando desde hace décadas en diferentes proyectos para la conservación y recuperación de los diferentes hábitats y especies de flora y fauna que tenemos en Gipuzkoa, que constituyen un auténtico tesoro y que queremos legar a las próximas generaciones”, ha explicado Olano. “Ha habido una sensibilización creciente sobre la importancia del medio ambiente, y Basabizi –ha subrayado- nos va a permitir seguir trabajando en esta nueva etapa para la recuperación de la fauna silvestre, con una instalación completamente equipada, con medios técnicos y humanos, y en una ubicación idónea”.

          La gestión de Basabizi cuenta con un presupuesto anual de 80.371 euros y un equipo compuesto por cuatro personas –un veterinario, dos asistentes clínicos de veterinaria y un operario-, bajo la coordinación y supervisión del Servicio Foral de Fauna y Flora Silvestre. Las instalaciones disponen de 5.000 metros cuadrados que albergan un módulo de recepción que permitirá la entrada de animales las 24 horas los 365 días del año, incluso estando el centro cerrado; un módulo clínico-administrativo con rayos X, incubadoras, quirófano para realizar operaciones, análisis; una oficina; un almacén; y un tren de boxes para la recepción de mamíferos y aves.

          Basabizi dispone también de una jaula especial para aves de la familia de los fringílidos, de amplios espacios donde las aves pueden recuperar las facultades para el vuelo, así como de un depósito para animales acuáticos. La Diputación realizó distintos trabajos para acondicionar el centro en la finca de Arizmendi, donde tiene sus viveros, habilitando por ejemplo algunos de los invernaderos como voladeros para aves. Estos trabajos contaron con la financiación europea del programa ‘Interreg’. En caso de necesidad o circunstancias especiales, las instalaciones cuentan con espacio suficiente para ser ampliadas.

          Actualmente, el centro está atendiendo a 22 animales entre los que se encuentran dos busardos ratoneros, un gavilán, un cernícalo, una lechuza común, seis vencejos comunes, o tres galápagos. En caso de encontrarse con un animal herido, la recomendación es abstenerse de tocarlo y/o manipularlo y dar parte cuanto antes al teléfono 943 000 420 de la emisora de la dirección de Montes y Medio Natural, para que el servicio de Guarderío lo recoja y lo traslade al centro, con el objetivo de que pueda recuperarse y volver a su medio natural lo antes posible. Además de cumplir con esta función, el Centro trabaja con centros científicos de referencia en los estudios de control sanitario y epidemiológico relacionados con la recuperación de la fauna, participa en los planes de recuperación de la fauna silvestre, y colabora con la red de parketxes de Gipuzkoa para la organización de suelta de aves, eventos que suelen despertar un gran interés.

Testigo de Arrano-Etxea

La actividad de recuperación de fauna silvestre fue iniciada en los años 80 por personas pioneras pertenecientes a la Sociedad de Ciencias Aranzadi. A partir del año 1985, Josean Albisu y Mertxe García asumieron esta labor en su casa de Arrano Etxea en lgeldo. En el año 1988 el departamento de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural declaró Arrano Etxea como el centro de referencia en Gipuzkoa para la recuperación de la fauna silvestre, ocupándose desde entonces sus responsables de las funciones de custodia y de recuperación de animales silvestres. Gracias a esta colaboración Gipuzkoa pudo contar con un Centro de Recuperación de Fauna Silvestre en el que se acogieron más de 13.000 animales, de los que se ha consiguió devolver al medio natural aproximadamente el 60% de los ingresados. El porcentaje de recuperación en algunos años alcanzó el 70%. El promedio de ejemplares que se han recibido ronda los 560 al año los cinco últimos años.

          El diputado general ha aprovechado la presentación para “agradecer en nombre de Gipuzkoa el trabajo realizado por Josean y Mertxe durante tantos años, de forma totalmente altruista, en el cuidado y recuperación de la fauna y el medio natural en general. Su dedicación ha ido mucho más allá de lo habitual y Arrano-Etxea ha sido durante mucho tiempo un espacio que ha simbolizado el amor, la sensibilidad y la pasión por la naturaleza y los animales en Gipuzkoa. Fueron pioneros, se han ganado todo nuestro reconocimiento y esperamos que disfruten de un descanso más que merecido”.      

  

1384