Ruta de navegación

Publicador de contenidos

La Diputación y el Ayuntamiento de Azkoitia invertirán 3,6 millones de euros para adecuar la residencia al nuevo modelo de cuidados

La Diputación y el Ayuntamiento de Azkoitia invertirán 3,6 millones de euros para adecuar la residencia al nuevo modelo de cuidados

Ambas instituciones han firmado un convenio para, conjuntamente, dar respuesta a las nuevas necesidades impulsando un ecosistema local de cuidados. El centro de día y los apartamentos tutelados se trasladarán al núcleo urbano.

Foto La Diputación y el...

Tras una reunión de trabajo celebrada hoy entre la Diputación Foral de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de Azkoitia, la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, el alcalde de la localidad, Javier Zubizarreta, y la concejala de Servicios Sociales, Janire Igoa, han explicado en qué consistirán las diferentes fases de remodelación y adecuación de la residencia de personas mayores San José, y han anunciado el traslado del centro de día y de los apartamentos tutelados al núcleo urbano de Azkoitia. Ambas instituciones invertirán 3.674.000 euros en los próximos tres años para acometer las primeras tres fases del proceso de adecuación, el 76% será financiación foral, y el resto municipal.

          El centro residencial San Jose, integrado desde 2015 en Kabia, cuenta con un total de 54 plazas residenciales, 14 en la UPSI y 20 en el centro de día. Además, el equipamiento alberga también los apartamentos tutelados, de titularidad municipal y que suma otras 12 plazas para personas autónomas o dependientes de grado I. Tras un trabajo de contraste con las propias personas usuarias y familiares, “hemos marcado una hoja de ruta para la progresiva adecuación de la arquitectura y de los espacios físicos de la residencia al nuevo modelo de atención y cuidados”, ha subrayado Peña.

          Por su parte el alcalde ha señalado que ambas instituciones llevan mucho tiempo trabajando y que el acuerdo alcanzado supone un importante salto cualitativo en el cuidado de las personas. "La citada hoja de ruta -señala- recoge varias actuaciones de gran calado. Es un avance determinante". Además, ha mostrado su satisfacción por el alcance del acuerdo y agradecido a la Diputación Foral su predisposición y voluntad para poder llevar a cabo todas estas mejoras.

Tras la firma del protocolo por parte de la diputada y del alcalde, ambas instituciones han reafirmado su compromiso para impulsar la transición del modelo de atención. “Vamos hacia un modelo que parte de la base de la personalización, la innovación y que busca intensificar la conexión con la comunidad. Un modelo que busca entornos más hogareños, y donde las necesidades y demandas de cada persona se coloquen en el centro de nuestra acción”, ha señalado la diputada.

Además, Maite Peña ha remarcado que Gipuzkoa ya ha dado los primeros pasos hacia el nuevo modelo, en el contexto de un proceso de trabajo que ha sido consensuado y contrastado con el sector residencial –personas usuarias, familiares, profesionales, responsables de centros, patronales y sindicatos– en seno del Libro Verde ‘Gipuzkoa: la transición hacia la residencia del futuro’. “En concreto, esta actuación se enmarca dentro de la tercera actuación del Libro Verde, que contempla la adaptación de los espacios físicos de los centros ya existentes a modelos de atención centrados en la persona”, ha detallado.

Más de 3,6 millones de euros en tres años

La diputada ha explicado que fruto de ese “intenso” trabajo realizado durante los últimos años, “hemos dado un salto para colocarnos en la vanguardia, y gracias también al fondo extraordinario de 20 millones de euros proveniente de los fondos COVID-19, el cambio se verá materializado en los próximos años en más de 25 residencias de Gipuzkoa, entre las que se encuentra San Jose de Azkoitia”. Ha recordado que no se trata de un camino sencillo, y que lo que se busca es impulsar un “cambio sistémico”: “Tenemos el rumbo fijado para materializar la transición, en el marco de Etorkizuna Eraikiz y la Agenda 2020>2030, y es nuestra prioridad absoluta”.

En el marco de ese rumbo, el alcalde Javier Zubizarreta ha recalcado las importantes actuaciones previstas. "Por un lado, la Residencia San José será uno de los centros del territorio en el que la institución foral realice adecuaciones para implementar el nuevo modelo residencial. Pero, además, el acuerdo entre el Ayuntamiento y la Diputación contempla la reforma de la Unidad Psicogeriátrica, y el traslado del Centro de Día y de los apartamentos tutelados al núcleo urbano. Creo que es un avance determinante. A todo ello, hay que añadir que el Ayuntamiento acaba de sacar a licitación la instalación de un ascensor para mejorar el acceso a la Residencia San José".

Los trabajos en la residencia San José se realizarán en cuatro fases, las tres primeras, se acometerán entre este año y el 2024, y prevén una inversión de 3,6 millones. La intervención comenzará con la instalación de un ascensor que mejorará la accesibilidad de la residencia y la conexión con la comunidad, conectando Santikutz Gaina y el paseo Ugarte, y que cuenta con un presupuesto de 745.000€.

          De forma paralela, en una segunda fase, este mismo año comenzarán las obras para la adecuación integral de la UPSI (unidad psicogeriátrica). Se adecuarán las 14 plazas al nuevo modelo de cuidados, desde la base de la personalización, en habitaciones individuales y con baño propio, conformando una unidad de convivencia reducida. Se prevé terminar la adecuación de esta unidad para 2024 y parte con un presupuesto de 1.860.000 euros.

El traslado del centro de día al casco urbano de Azkoitia se realizará en la tercera fase, entre 2022 y 2023, y las 20 plazas se moverán a un nuevo equipamiento. Es el Ayuntamiento quien dispondrá de los espacios que permitan el traslado del centro de día como de los apartamentos tutelados actualmente ubicados en San José. La Diputación financiará en un 65% la compra del local para el centro de día y las obras para la adecuación del mismo estarán al cargo de la Diputación, y el Ayuntamiento hará lo propio con los apartamentos tutelados, que estarán integrados en el núcleo urbano y diseñado como alojamientos con apoyos y cuidados para personas mayores. Al finalizar las tres fases anteriores, en una cuarta, se crearán 12 plazas residenciales adecuadas al nuevo modelo, el 75% estarán en habitaciones individuales, y se prevé la creación de un nuevo comedor y una sala de estar.

  

1211