Ruta de navegación

Publicador de contenidos

Atrás Diputación apuesta por los nuevos modos de trabajo dando un “salto cualitativo” en teletrabajo

Diputación apuesta por los nuevos modos de trabajo dando un “salto cualitativo” en teletrabajo

La institución foral volverá a reunirse esta semana con los municipios: mañana con los que tienen más de 5.000 habitantes, y el jueves con los más pequeños

La Diputación Foral de Gipuzkoa quiere profundizar en los nuevos modos de trabajo y sobre la base de experiencias anteriores, pretende dar un "salto cualitativo" en el teletrabajo. Por tanto, ha tomado la decisión de promover firmemente esta modalidad, dando la oportunidad a todo el personal cuyo trabajo no tenga que hacerse necesariamente de forma presencial, sin limitarse a temas de conciliación. "El objetivo de esta convocatoria es ganar experiencia para seguir experimentando con nuevas formas de trabajar y empezar a preparar la entidad de mañana. Porque está claro que la digitalización es el futuro y que, de su mano, y siempre que sea posible, vendrá el teletrabajo. La pandemia del COVID-19 no ha hecho más que acelerar este proceso y, por ello, la Diputación quiere dar un paso adelante en esta materia", ha dicho la portavoz foral, Eider Mendoza.
La responsable foral ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación para dar cuenta de las decisiones que se han tomado cada semana en el Consejo de Gobierno de esta semana. Mendoza ha comenzado su intervención haciendo referencia a las medidas que en los últimos días han tomado el Gobierno español y el Gobierno Vasco para frenar la expansión de la pandemia, que ha considerado como necesarias para frente a la situación epidemiológica actual. "Estamos en plena segunda ola y las próximas semanas serán duras, por lo que queremos hacer un llamamiento a la ciudadanía para que siga actuando con responsabilidad y respetando las medidas que han adoptado y vayan adoptando las autoridades sanitarias", ha señalado. En este sentido, ha reiterado la voluntad de colaboración que tiene la Diputación Foral, "tanto con las autoridades sanitarias como con el resto de instituciones y agentes".
Volviendo al tema del teletrabajo, y según ha explicado Mendoza, la convocatoria en la que trabaja la institución foral será limitada en el tiempo, ya que se prolongará hasta el 30 de junio. Además, será una convocatoria abierta, "dirigida a todos los puestos que puedan funcionar bajo esta modalidad". "En este intervalo de tiempo se combinará el trabajo presencial con el realizado desde casa para que no tenga un efecto negativo en las relaciones y el trabajo en equipo. Será una convocatoria abierta y después, se llevará a cabo una revisión servicio a servicio para ver si es posible adoptar el trabajo y garantizar la idoneidad del servicio ofrecido. Función pública tomará la decisión final con una visión global ", ha explicado. A su juicio, será muy importante la experiencia que se recoja en los próximos meses, ya que "servirá de base para construir la administración del futuro".
Mendoza también ha recordado que, en la primera ola de la pandemia, a partir de marzo, la Diputación de Gipuzkoa se enfrentó a un enorme reto en cuanto a las formas de trabajar. "A principios de 2020 sólo eran 16 las personas trabajadoras forales que hacían teletrabajo y, con la situación de confinamiento, tuvimos que poner a trabajar desde casa, de un día para otro, a casi 1.000 personas. Afortunadamente, el resultado fue bueno, ya que conseguimos mantener los servicios básicos, ofreciendo alternativas telemáticas, como la de reforzar las vías para hacer la campaña de la Renta online", ha destacado. La Diputación prorrogó esta modalidad de teletrabajo provisional hasta principios de septiembre para aquellas personas con necesidades especiales de conciliación. En la actualidad, según ha aclarado la portavoz, y debido a la situación que está provocando la enfermedad COVID-19, sigue habiendo empleados y empleadas forales que trabajan en esta modalidad. Mendoza también ha destacado que todo ello requiere "un gran trabajo organizativo", por lo que ha agradecido al personal de la sección de prevención y de función pública y servicios generales el buen trabajo que vienen realizando.

 

Reunión con municipios
Por otro lado, la Diputación de Gipuzkoa dará continuidad a la reunión que mantuvo la semana pasada con los ayuntamientos del territorio: mañana miércoles se reunirá con los municipios de más de 5.000 habitantes, y el jueves con los pequeños. El pasado martes, en concreto, 70 alcaldes y alcaldesas se reunieron con la Diputación de forma telemática, convocados y convocadas por la institución foral. En aquella reunión, los y las citadas se reunieron con el diputado general, Markel Olano; el diputado de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas, José Ignacio Asensio; y la diputada de Política Social, Maite Peña. El encuentro sirvió para abordar conjuntamente la evolución de la pandemia y estudiar las medidas que Diputación y ayuntamientos pueden adoptar para contribuir a los mecanismos sanitarios puestos en marcha por Osakidetza para limitar el aumento de los contagios en Gipuzkoa. "Entonces y ahora, el objetivo es seguir profundizando en la colaboración entre las instituciones guipuzcoanas, que si logramos mantener una colaboración fluida entre nosotras nos permitirá responder de una manera mucho más eficaz a la pandemia y sus consecuencias", ha manifestado Mendoza.

 

Parte de política social
Por último, y como cada semana, Mendoza ha actualizado el impacto que el COVID-19 está teniendo en los recursos de políticas sociales de la Diputación Foral. En el caso de las personas usuarias de residencias de mayores, hay 72 casos positivos, distribuidos de la siguiente manera: 1 caso en la residencia Santa María Magdalena de Hernani; 24 en Alai-Etxea de Donostia; 4 en Mizpirualde de Bergara; 1 en La Paz de Donostia; 8 en Berria de Donostia; 22 en Lamourouse de Donostia; 19 en Argixao de Zumarraga; 1 caso en Hermano Garate – Residencia San Ignacio de Donostia; y 1 caso en Txara II de Donostia. 8 de estas personas están hospitalizadas, y otras 47 están en la planta social del Hospital de Eibar y en el centro de referencia San José de Ordizia, dos recursos que atienden a las personas usuarias de las residencias que han dado positivo por COVID-19. El objetivo de estos dos centros es el de sacar casos positivos de las residencias, reducir el riesgo de contagio y poder seguir realizando visitas. Desde que el 11 de agosto se detectara el primer positivo de la segunda ola, 36 personas residentes han fallecido y 84 han superado la enfermedad.
En el caso del personal de residencias de personas mayores, hay 62 casos positivos distribuidos en 27 residencias diferentes. En la segunda ola, hasta el momento, se han recuperado 126 personas trabajadoras, siendo un total de los 47 centros en los que se han registrado casos positivos entre la plantilla. En el caso de los centros de día, en la última semana se han detectado 8 nuevos positivos y, otros 22  se han dado en los servicios de atención a personas con discapacidad: 2 en centros de día, 17 en residencias y 3 en viviendas. Esta red cuenta con un total de 412 plazas en residencias y 474 en viviendas. En el caso de la inclusión social se han detectado 4 positivos; cabe recordar que en esta red hay 54 recursos, con 225 plazas en residencias y 192 viviendas. Por último, en la red de recursos de atención a menores, que cuenta con 400 plazas, se han detectado 4positivos. En cuanto a las pruebas PCR, la Diputación, en colaboración con las y los profesionales de la DYA, ha realizado 32.171 pruebas, de las cuales 3.825 se han llevado a cabo la semana pasada: 1.730 entre las personas residentes y 2.095 entre el personal de las residencias.

  

1341