Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

La ciudadanía de Gipuzkoa observa satisfactoriamente la evolución del territorio

Foto La ciudadanía de Gipuzkoa observa satisfactoriamente la evolución del territorio

La ciudadanía de Gipuzkoa observa satisfactoriamente la evolución del territorio

El diputado general y la portavoz foral han mantenido una reunión informal con periodistas en un desayuno informativo.

La ciudadanía de Gipuzkoa observa satisfactoriamente la evolución del territorio

La ciudadanía de Gipuzkoa observa satisfactoriamente la evolución del territorio en los últimos años ya que, a tenor del reciente estudio socio-político realizado por la Diputación, un 85,6% de las personas encuestadas afirma que su nivel de vida se mantiene igual o mejor que hace tres años, frente al restante 14,2% que siente que su vida va a peor. Una percepción que viene acompañada por las principales prioridades estimadas para el territorio, que no son otras que el empleo (29,1%), la reducción de desigualdades y la cohesión territorial (22,9%) y la política social (21,9%), seguidas de la competitividad económica y la consolidación de la cultura política democrática.

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, junto con la portavoz foral y diputada de Gobernanza, Eider Mendoza, han presentado esta mañana en el espacio Gunea los resultados de un reciente estudio socio-político que vienen a confirmar la idoneidad de las bases establecidas en el Plan Estratégico 2019-2023 que guiará a la Diputación durante esta legislatura y que se presentará la próxima semana.

Olano ha recordado que los datos arrojados por el estudio vienen a confirmar la “orientación adecuada” del Plan Estratégico, fruto de semanas de contactos con agentes socio-económicos del territorio. Según ha adelantado el diputado general, el plan, que supondrá “una hoja de ruta” para los próximos cuatro años, tendrá un carácter “claramente social” y hará especial énfasis en las “apuestas de futuro” necesarias para construir un territorio “cada vez más avanzado social y económicamente, cada vez más igualitario y cohesionado”.

En un desayuno informativo organizado con los medios de comunicación, los representantes forales han concluido que existe “alto consenso” entre la ciudadanía a la hora de considerar Gipuzkoa como un entorno “con alta calidad de vida (86,1%)”, que “mira al futuro (86,9) y que cuenta con una economía que “avanza” (80,4%), con un 62,5% de la ciudadanía que valora el hecho de que se estén reduciendo las desigualdades. A su vez, el 74,7% aprecia la existencia de “cultura de trabajo colectivo” para afrontar los desafíos del futuro.

Respecto a las “prioridades personales”, la familia, la salud y el trabajo son los tres principales anhelos de una ciudadanía que se autodefine mayoritariamente “de izquierdas” (54,9%), mientras que son más numerosas las personas que se identifican con Euskadi (35,4%), frente a quienes se identifican con España (7,8%) o con una idea de internacionalismo (17,1%). Asimismo, los ideales políticos con “más respaldo” en Gipuzkoa son la igualdad, los derechos humanos, la honradez y la solidaridad, en una sociedad que aprecia su “alto capital social”, tal y como demuestra que más de la mitad de las personas estén dispuestas a emplear su tiempo libre en procesos participativos para definir políticas públicas.

Por último, la Diputación es percibida por las y los guipuzcoanos como una institución “fundamental” (73,6%), enfocada en el futuro y generadora de confianza. Por el contrario, dos de cada tres personas afirman no conocer “suficientemente” a la Diputación, institución percibida por muchos y muchas como “burocrática” y no impulsora de la participación ciudadana.

En relación con los y las miembros del gobierno foral, los y las diputadas alcanzan valoraciones satisfactorias entre la ciudadanía, siendo los más conocidos el diputado general, Markel Olano (75,2%), y los diputados Denis Itxaso (67,6%) e Imanol Lasa (37,8%).