Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

La Tarjeta Mugi, III Premio “Guztiok Mugituz”

Foto La Tarjeta Mugi, III Premio “Guztiok Mugituz”

La Tarjeta Mugi, III Premio “Guztiok Mugituz”

Este premio reconoce las contribuciones del sistema MUGI en los ámbitos de cohesión social y sostenibilidad en Gipuzkoa.

La Tarjeta Mugi, III Premio “Guztiok Mugituz”

Esta tarde ha tenido lugar en Donostia / San Sebastián la entrega del premio “Guztiok Mugituz”, un galardón del Departamento de Movilidad y Ordenación del Territorio de la Diputación Foral de Gipuzkoa, que en esta tercera edición ha sido otorgado al sistema MUGI, el título de transporte impulsado por la ATTG (Autoridad del Transporte de Gipuzkoa) en el año 2013.

 

La entrega del premio ha tenido lugar en el Salón del Trono del Palacio de la Diputación, presidido por Rafaela Romero, Diputada del Departamento. Ha recogido el premio Antonio Aiz, viceconsejero de Infraestructuras y Transportes del Gobierno Vasco, a quien corresponde este año la Presidencia de la ATTG. También han estado presentes en la ceremonia Iñaki Arriola, consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Hacienda; Marisol Garmendia, diputada de Movilidad y Ordenación del Territorio entre 2015 y 2019, y Larraitz Ugarte, diputada de Infraestructuras y Movilidad entre 2011 y 2015.

 

La tarifa progresiva de la tarjeta MUGI es hoy referente en materia de política tarifaria, gracias a la equidad y a la cohesión social de sus criterios, y a su orientación para responder a las demandas de movilidad reales de cada usuario o usuaria, para que cada persona pague solo por lo que utiliza, y además pague menos cuanto mayor sea el uso que haga. Ciudades como Barcelona y Londres estudian la aplicación de este sistema en sus respectivas redes de transporte público.

 

El éxito de este modelo está avalado por las cifras de uso. Válida para todas comarcas de Gipuzkoa, desde su implantación en 2013, la cifra de viajeros que emplean la tarjeta MUGI en el territorio se ha incrementado en un 14%, pasando de los 60 millones de viajes de ese año a los cerca de 69 millones de 2018. Este es, según la diputada de Movilidad y Ordenación del Territorio de la Diputación Foral de Gipuzkoa, Rafaela Romero, un enorme logroya en su origen, la tarjeta MUGI ha sido un ejemplo de cómo hacer posible que la política resuelva las demandas sociales. El consenso y el trabajo compartido por todas las instituciones es un valor que tenemos que preservar y potenciar en toda nuestra actuación. Del consenso nacen los verdaderos avances, y con la colaboración ganamos todos y todas. Toda la ciudadanía de Gipuzkoa recibe este premio hoy”.

 

Antonio Aiz, Presidente de la Autoridad del Transporte de Gipuzkoa, ha reconocido el “esfuerzo compartido” de diferentes instituciones y agentes, en el desarrollo de la Mugi actual. Ha recordado que “la autoridad del transporte se constituyó en el 2010, de la mano de la entonces diputada Foral Arantxa Tapia, pero que ya existía con anterioridad una iniciativa incipiente de la mano del Diputado Koldo Azkoitia, aquellos primeros pasos asentaron las bases de lo que hoy tenemos”.  Ha puesto en valor que la “txartela gris y roja supuso una revolución en el funcionamiento de la movilidad, estableciendo por primera vez ventajas para las personas usuarias” y con el siguiente gran hito de la “integración tarifaria de los diferentes modos de transportes”. El segundo salto da la Mugi la desarrollan posteriormente Larraitz Ugarte y Marisol Garmendia, “extendiendo el uso de la txartela a otros modos de transportes, más allá del autobús: Euskotren, buses urbanos y recientemente Renfe” profundizando en la interoperabilidad. Aiz ha considerado fundamental, reconocer el pasado y presente de la txartela Mugi, para afrontar el futuro de la misma “donde la digitalización y los smartphones harán que la Mugi adopte forma virtual”.

 

Ha sido la propia diputada quien ha destacado las contribuciones que el sistema MUGI ha hecho posible para “conseguir una Gipuzkoa conectada, sostenible y que atienda con dedicación a las necesidades de toda su ciudanía”.

 

  • Sencillez. El mismo medio de pago se puede acceder a las líneas de Lurraldebus, las líneas interurbanas de Donostia / San Sebastián, Arrasate, Eibar, Irún, Lasarte-Oria, Rentería y Zarautz y a la red de Euskotren
  • Homogeneidad.  El sistema de tarifas se basa en el pago por zonas y con saltos de tarifa entre zonas y es el mismo con independencia del operador y del modo de transporte escogidos.
  • Tarifa bonificada. Billete común con descuentos progresivos en tres tramos, según la cantidad de viajes mensuales, para titulares de tarjetas personales.
  • Intermodalidad. Transbordos entre diferentes operadores y diferentes modos de transporte en condiciones económicas ventajosas.
  • Equidad. Las tarifas benefician a personas con necesidades especiales, como las personas con discapacidad, mayores, menores de 25 años y familias numerosas.

 

En el transcurso del acto de entrega, el politólogo y profesor del Dpto. de Trabajo Social de la Universidad de Deusto, Felix Arrieta, ha repasado cuestiones clave sobre el papel que el sistema de transporte público está llamado a jugar en un contexto de necesidades sociales cambiantes, donde la cohesión social será un elemento central de las políticas públicas.

 

El premio “Guztiok Mugituz” nació en 2017 con la vocación de reconocer y poner en valor aquellas iniciativas que tengan por objeto impulsar la movilidad sostenible en Gipuzkoa. En sus dos ediciones previas, fueron galardonadas Bizikume y Kalapie (2018) y la Cruz Roja de Rentería (2017), por su impulso del uso de la bicicleta entre mujeres, y su labor para promover hábitos de movilidad segura y saludable, respectivamente.