Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Un reconocimiento al compromiso cívico de la sociedad vasca en favor de la paz

Foto Un reconocimiento al compromiso cívico de la sociedad vasca en favor de la paz

Un reconocimiento al compromiso cívico de la sociedad vasca en favor de la paz

El Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Gipuzkoa conmemoran de forma conjunta en Donostia/San Sebastián. Este año, el Gobierno Vasco ha reconocido a las personas y los movimientos que se están comprometidos con la paz.

Un reconocimiento al compromiso cívico de la sociedad vasca en favor de la paz

El Lehendakari Iñigo Urkullu ha presidido esta mañana el acto conmemorativo del Día de la Memoria, que este año se ha celebrado de forma conjunta con la Diputación Foral de Gipuzkoa en el Salón del Trono de la institución foral. El Lehendakari ha estado acompañado por Eider Mendoza, primera teniente de Diputado General, en el acto organizado en recuerdo de las víctimas del terrorismo y la violencia.

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, responsable del área de Memoria, ha acudido acompañada por el viceconsejero de Derechos Humanos, Memoria y Cooperación, Jose Antonio Rodríguez Ranz, y la directora del área, Monika Hernando, así como por la directora del Instituto de la Memoria – Gogora, Aintzane Ezenarro.

Asimismo, por parte del Gobierno Vasco han asistido los consejeros Jokin Bildarratz, Iñaki Arriola y Bingen Zupiria, además, del secretario general de Presidencia, Jesús Peña.

El alcalde de Donostia/San Sebastián, Eneko Goia, ha representado a la ciudad, mientras que la Diputación Foral de Gipuzkoa ha contado con la presencia de José Ignacio Asensio, segundo teniente de Diputado General, y los diputados forales Ion Gambra, Harkaitz Millán, Aintzane Olabide y Maite Peña.

Este año, el Día de la Memoria se ha conmemorado bajo el lema Bakearen alde egin zenuten guztioi, eskerrik asko! | A todas las personas que os comprometisteis con la paz, ¡gracias!, en agradecimiento y reconocimiento a las personas, asociaciones y movimientos que se postularon a favor de la paz. Por ese motivo, a la habitual presencia de víctimas del terrorismo y la violencia, este año se han sumado las personas que en algún momento de su vida han participado en diferentes movimientos por la paz, o bien de forma particular se han comprometido por la paz.

Al acto de hoy en Donostia han asistido víctimas del terrorismo y miembros de asociaciones de víctimas, entre otras: Gorka Landaburu, Alberto Muñagorri, Kati Romero, Jorge Mota, Beatriz Fernández y Albino Machado. También han asistido representantes de asociaciones que trabajan en el ámbito de la memoria reciente, como son Gogoan Memoria Digna, Bakeola o Baketik.

El acto ha contado, además, con una amplia representación institucional: Bakartxo Tejería, presidenta del Parlamento Vasco; Xabier Ezeizabarrena, presidente de las Juntas Generales de Gipuzkoa; Denis Itxaso, delegado del Gobierno en Euskadi; Carmen Adan, fiscal Superior del País Vasco, y Juan Calparsoro, fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Gipuzkoa; Koldobike Olabide, en representación de EUDEL; Faustino López de Foronda, secretario general de Ararteko, y parlamentarios, junteros y concejales de EAJ-PNV, EHBildu, PSE-EE y Elkarrekin Podemos.

Agradecimiento y reconocimiento institucional

El Lehendakari Iñigo Urkullu ha querido en su intervención “poner en valor el compromiso cívico de una inmensa mayoría de la sociedad vasca frente al terrorismo y en favor de la paz, la libertad y la convivencia”. También ha señalado que “no se trata de reescribir ni dulcificar la historia, pero sí de tratar de poner en valor lo que sí hicimos”.

En sentido, ha compartido dos conclusiones: la primera que fue “una parte minoritaria de la sociedad vasca la que justificó, amparó y dotó de base social a la estrategia de utilizar la violencia con fines políticos”; y la segunda, que “la inmensa mayoría de la sociedad vasca demostró el compromiso con los derechos humanos, la vida y la libertad de las personas”.

En este sentido, ha recordado el compromiso demostrado por aquellos grupos, muchos de ellos vinculados a parroquias y comunidades cristianas de base, que enarbolaron desde el inicio la bandera del principio ético. Y se ha referido concretamente a las manifestaciones del año 1978 que reclamaban la paz o la manifestación de 1981 en repulsa por el asesinato del ingeniero José María Ryan; manifestaciones pioneras del clamor de la sociedad vasco por la paz que en el transcurso de los años fueron en aumento.

El Lehendakari Urkullu se ha dirigido a las personas que se movilizaron por la paz: “Fuisteis la punta de lanza, el aldabonazo de nuestras conciencias; sin vuestro coraje y determinación el camino y el final hubieran sido distintos”. “Eskerrik asko a cientos de miles de personas anónimas por sus pequeños y su gran compromiso; alzando la voz con su silencio o portando el lazo azul contribuyeron decisivamente al fin de ETA, de la violencia y el terrorismo, a traer la paz y avanzar en la convivencia”.

Con motivo del Día de la Memoria, la portavoz de la Diputación Foral de Gipuzkoa, Eider Mendoza, ha recordado a las víctimas de la violencia y les ha transmitido en nombre del Gobierno foral toda su solidaridad y apoyo. “Debemos la verdad, debemos la justicia, debemos la reparación a las personas que sufrieron la violencia de ETA durante décadas y a sus familias, así como a los ciudadanos y ciudadanas que sufrieron otro tipo de vulneraciones de los derechos humanos”, ha afirmado. Precisamente, en opinión del portavoz foral, “la sensibilidad hacia el sufrimiento de las víctimas” fue una de las principales aportaciones de los movimientos por la paz, además de lanzar “un mensaje a favor de los derechos humanos y la convivencia”.

“Ahora que se cumplen diez años del anuncio del fin de ETA, creo necesario subrayar que la sociedad vasca dio la espalda a ETA, como dio la espalda a cualquier otra expresión de violencia. Y eso ocurrió porque algunos ciudadanos, unos valerosos ciudadanos, dieron un paso al frente y, poco a poco, consiguieron movilizar al resto de la ciudadanía. La falta de aprobación y a menudo, además, sufriendo graves consecuencias personales. Por todo ello, os debemos un total reconocimiento y agradecimiento como sociedad y como pueblo”, ha profundizado.

Movimientos pacifistas en Euskadi

El acto de hoy tiene como objetivo reconocer y agradecer el compromiso por la paz de todas las personas, asociaciones y movimientos de Euskadi. Y para recordar y dar a conocer el alcance del compromiso de algunas de estas personas, durante el mismo han intervenido Itziar Aspuru, quien en su día fue miembro de Gesto por la Paz; Iñaki Arzak, quien fuera miembro de Elkarri, y José Luis Ortíz de Guinea, coordinador del Área de Convivencia del colegio Askartza Claret. Además, se han emitido un vídeo a modo de recopilación cronológica de los diferentes movimientos y personas que, desde el inicio de la democracia, se han significado en favor de la paz.

En el transcurso del acto, se les ha entregado un obsequio conmemorativo a las personas que han asistido y que en su día fueron parte activa de estos movimientos: Bittor Uranga participó en Asociación pro Derechos Humanos; Fernando Sánchez Aranaz, de Artesanos de la paz; Iñaki García Arrizabalaga participó en diferentes movimientos como Asociación por la Paz de Euskal Herria, Gesto por la Paz y Denon Artean; Itziar Aspuru, miembro de Gesto por la Paz; Iñaki Arzak, miembro de Elkarri; Iñaki Ezkerra, miembro del Foro de Ermua; Kepa Korta, del movimiento por la paz de Goiherri, y Bienvenido Presilla, del movimiento surgido en torno a Itaka Escolapios de Bilbao.

El acompañamiento musical de este evento ha corrido a cargo del terceto de cuerda donostiarra Atrium Ensemble. El acto de hoy, se ha emitido en streaming en el siguiente enlace https://youtu.be/URjZrss2WtI

Euskal Telebista emite el documental Movimientos pacifistas en Euskadi’, una versión más extensa del vídeo emitido durante el acto y producido en 2019 por Gogora, el Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos.