Atrás

El nuevo informe demuestra que Bildu manipuló datos con fines políticos

Foto El nuevo informe demuestra que Bildu manipuló datos con fines políticos

El nuevo informe demuestra que Bildu manipuló datos con fines políticos

El informe de revisión de la querella de Basagoiti confirma que la acusación no se sostiene por ningún argumento técnico

El nuevo informe demuestra que Bildu manipuló datos con fines políticos

La diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide ha presentado junto con el director general de Bidegi, Alfredo Etxeberria, las conclusiones del informe de revisión de la querella interpuesta por la anterior Diputación contra varios técnicos y un ex cargo, responsables de la construcción de la AP-1. Del nuevo informe de revisión se desprende que Bildu manipuló datos con fines políticos.

Con este informe de revisión realizado por técnicos de la Diputación y de Bidegi, se evidencia que el anterior ejecutivo, dirigido por Bildu, con el fin de desprestigiar a sus predecesores, omitió datos y tejió un informe a medida, para poder utilizarlo con fines políticos. El informe de revisión de la querella de Basagoiti es concluyente al afirmar que la acusación no se sostiene por ningún argumento técnico.

 “Comparecemos, una vez más, porque  hemos dado cumplimiento al mandato del Consejo de diputados de revisar los informes en los que se basaron las querellas de Basagoiti y de Arlaban de los que se desprenden falsedades, omisiones y manipulaciones con las que el anterior ejecutivo intentó montar un relato falso para desprestigiar, no solo a los anteriores gestores políticos, sino a profesionales y empresas” ha remarcado la diputada.

Al igual que se hiciera con la querella de Arlaban, un equipo formado por técnicos de la propia Diputación y Bidegi han realizado un informe de revisión del informe técnico en el que se sustenta la querella, en este caso, de Basagoiti. En dicha querella, la anterior Diputación, dirigida por Bildu, acusaba a Bidegi de supuestos pagos irregulares por tierras inexistentes en el vertedero de Basagoiti.

“Es una querella cuyo pilar es un informe que no se sustenta en datos técnicos y que se ha construido a medida, para ser utilizado como argumento político.  El informe de revisión demuestra que se ha ocultado, deliberadamente, documentación existente para sostener la falsa acusación de que se han abonado cantidades por obras no ejecutadas” ha afirmado Oiarbide, y ha añadido que es inaudito que se haya hecho algo así utilizando una institución.

Las conclusiones resultantes de este informe de revisión de la querella de Basagoiti son “demoledoras” puesto que no considera válidas ninguna de las argumentaciones establecidas en ninguna de las diferentes partes en que se encuentra dividido el informe realizado por la empresa INGEOTYC y en el que se basa la querella. INGEOTYC es la misma empresa que contrató el anterior ejecutivo para construir la querella de Arlaban que también interpuso la anterior Diputación de Bildu y que también han echado por tierra los técnicos de Diputación.

“Evidencian una sistemática carencia de análisis al tener en cuenta solo parte de la documentación existente"

El informe de revisión considera comprobado que ninguno de los informes empleados para la interposición de la querella y su ampliación refleja la realidad de las mediciones reales de la obra. Además, tal y como ha indicado Oiarbide, “evidencian una sistemática carencia de análisis al tener en cuenta solo parte de la documentación existente”. En muchos casos, ha proseguido,  “se adoptan valores de partida erróneos que obviamente generan conclusiones erróneas. También integran dictámenes erróneos realizados por terceros sin su debida revisión e incluso se realizan cálculos erróneos que dan lugar a valores erróneos. Es por ello, que la totalidad de los informes revisados no pueden considerarse válidos”.

Por tanto, del informe de revisión realizado por la Diputación y Bidegi se puede concluir no solo que la liquidación efectuada por esos conceptos es correcta, sino, también, que el documento presentado como prueba para la interposición de la querella carece de fundamento y muestra indicios de estar dirigido y redactado a sabiendas de que la información incluida no es completa ni demuestra la imparcialidad que se le debe exigir a un informe pericial.

Los servicios de Régimen Jurídico de la DFG han hecho entrega de este informe al tribunal de Azpeitia donde se está llevando la causa. La diputada Aintzane Oiarbide ha declarado que confía plenamente en los técnicos de Diputación si bien, será el juez quien deberá tomar una decisión al respecto.

Nada más finalizar la rueda de prensa, la diputada Oiarbide y los autores de este informe de revisión de la querella, presentarán en Juntas Generales los detalles y las conclusiones de la misma.