Ruta de navegación

Publicador de contenidos

Un nuevo convenio entre el Gobierno Vasco y la Diputación refuerza la apuesta por el centro Adinberri

Un nuevo convenio entre el Gobierno Vasco y la Diputación refuerza la apuesta por el centro Adinberri

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, ha firmado hoy en Pasaia un convenio de colaboración con la Diputación Foral de Gipuzkoa para el impulso, a través de la Fundación Adinberri Fundazioa, de un Centro de Referencia en Envejecimiento orientado a la experimentación activa de nuevos modelos de atención y generación de empleo.

Foto Un nuevo convenio entre el...

A través del acuerdo suscrito, el Ejecutivo vasco destinará 2.950.325 euros a reforzar el ecosistema que se está generando en la comarca de Oarsoladea en materia de envejecimiento.

En palabras de Artolazabal, la estrategia común recogida en el convenio trata de maximizar “el potencial de la innovación al servicio del envejecimiento saludable, la excelencia del sistema socio-sanitario y la competitividad de la industria en este ámbito”. En este sentido, la consejera ha manifestado que nos encontramos en la transición hacia “un nuevo modelo que vincula la labor asistencial y de salud, la gestión del conocimiento y el desarrollo tecnológico industrial en materia de envejecimiento, salud y bienestar. Este nuevo modelo persigue, desde una gobernanza colaborativa y anticipatoria, identificar y responder a los retos sociales y económicos asociados al envejecimiento de la población en clave de oportunidad”.

En la misma idea ha ahondado Maite Peña, diputada foral de Políticas Sociales y presidenta de Adinberri, quien ha subrayado la relevancia de este convenio para dar un “impulso significativo” al proyecto que la Diputación y Adinberri iniciaron hace más de cinco años en materia de envejecimiento en Gipuzkoa. “El envejecimiento de la población es uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos, y lo estamos haciendo de manera conjunta, las instituciones y todo el tejido social del territorio. Este convenio da un empujón al Polo de Innovación de Adinberri, ubicado en la comarca de Oarsoaldea, que busca influir en todo el territorio y ser referente en nuestro entorno”, ha afirmado.

Por su parte, la alcaldesa de Pasaia, Izaskun Gómez, ha destacado “el fuerte sentido social de un proyecto como Adinberri”, que supondrá un importante revulsivo para el empleo y la actividad económica del municipio. Se trata, ha declarado, de “un proyecto clave en la regeneración urbana y social de Pasaia y la inversión más importante realizada en la última década”. En este sentido, Gómez ha recalcado la importancia de la colaboración entre instituciones para “avanzar en el desarrollo y la mejora de los equipamientos e infraestructuras del municipio, que proporcionen nuevas oportunidades de futuro y bienestar a las y los pasaitarras”. 

El convenio de colaboración contempla dos líneas de actuación. Por un lado, la promoción de la autonomía, la participación social y el talento de las personas mayores, a través de iniciativas piloto como Altxor 7.0Bizitza Betea o Lehiatila Bakarra. Y, por otro lado, la prevención y el fomento de hábitos de vida saludables. A tal efecto, ha explicado Artolazabal, se impulsará “una intervención personalizada en ámbitos como el de la alimentación, la actividad física, la estimulación cognitiva o las relaciones sociales y comunitarias. El objetivo es crear programas orientados a fomentar un envejecimiento activo”.

Maite Peña se ha referido, en este contexto, al “Polo de Innovación de Adinberri, que converge en el municipio de Pasaia con el ecosistema local de cuidados que se está desarrollando en el marco de la estrategia Zaintza Herrilab, un innovador ecosistema para que las personas mayores reciban un cuidado integral y personalizado en su domicilio. En definitiva, lograr un ecosistema en el que poder transitar al nuevo modelo de atención y cuidados desde las bases de la personalización, la innovación social y la participación de toda la comunidad”.

Una de las principales acciones contempladas en el acuerdo suscrito es el pilotaje de “un programa de teleasistencia predictiva que se adelantará a las necesidades de las personas usuarias y que supondrá un paso adelante en la teleasistencia avanzada que en la actualidad ofrece ya el servicio BetiOn con su medalla roja”, ha detallado la concejala de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales. En esta línea, ha expuesto Artolazabal, se trabajará en el desarrollo y aplicación experimental de nuevos dispositivos de teleasistencia, avanzando así en la transformación digital de los hogares con el fin de reforzar la autonomía de las personas, facilitar la permanencia en el propio domicilio con la mayor calidad de vida posible y ampliar el periodo de esperanza de vida libre de discapacidad o dependencia.

Programa Berpiztu

El convenio de innovación social que hoy se ha formalizado se enmarca en el Programa Berpiztu para la Reactivación Económica y el Empleo de Euskadi 2020-2024, concebido como una respuesta de las instituciones vascas a la crisis económica y de empleo generada por la pandemia sanitaria de la covid-19.

Este plan de acción busca recuperar el empleo perdido y situar la tasa de paro por debajo del 10% en un horizonte temporal fijado en el año 2024.

Oarsoaldea es una de las Zonas de Actuación Preferente (ZAP) contempladas en este programa de inversiones públicas que comprende, entre las más significativas, las que afectan a infraestructuras para la actividad económica; a la investigación, a la innovación y la transformación digital; a la transición energética y medioambiental o a la transformación sanitaria y social.

Los proyectos a desarrollar han sido seleccionados mediante un proceso participativo y colaborativo en el que han intervenido diputaciones, ayuntamientos y agentes económicos y sociales de cada comarca.

Centro de Referencia en Envejecimiento y Dependencia

Pionero tanto desde el punto de vista de los servicios ofrecidos como desde un punto de vista arquitectónico, este centro contará entre sus instalaciones con una innovadora residencia de mayores que ofrecerá 124 plazas; un centro de día; 18 apartamentos tutelados; una unidad de I+D ligada al envejecimiento; espacios multiusos y un aparcamiento subterráneo con un total de 468 plazas.

Está previsto que la construcción del Centro Adinberri arranque en Pasaia a finales de 2022 y finalice 48 meses después.

Las líneas de actuación y proyectos que se impulsan por medio del formalizado convenio, que será impulsado a través de la Fundación Adinberri Fundazioa, materializan la apuesta por un modelo de gobernanza colaborativa junto a los agentes del ecosistema local de cuidados, con el fin de hallar, a través de la experimentación activa, nuevas soluciones e innovaciones que permitan dar forma a una nueva economía que no solo responda a las necesidades y las inquietudes de las personas mayores, sino que también genere puestos de trabajo ligados a la conocida como silver economy o economía plateada.

Se calcula que, en una década, las y los mayores de 55 años constituirán la mitad aproximada de la población. Se estima, además, que en 2031 habrá 36.000 personas dependientes.

Tal y como ha avanzado Beatriz Artolazabal, “un Observatorio de Inteligencia Avanzada, integrado en el Primer Polo Europeo Transfronterizo de innovación en cuidados en la Eurorregión NAEN, permitirá, entre otras cosas, apoyar experiencias en la comarca de Oarsoaldea, evaluarlas, sistematizarlas y, en su caso, extenderlas al conjunto de Euskadi”.

  

1721