Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

El día 23 de octubre, Bizikletaz Adinik Ez tomará las calles de Donostia para mostrar la labor que realizan

Foto El día 23 de octubre, Bizikletaz Adinik Ez tomará las calles de Donostia para mostrar la labor que realizan

El día 23 de octubre, Bizikletaz Adinik Ez tomará las calles de Donostia para mostrar la labor que realizan

Comunidad y envejecimiento activo, pilares para una sociedad cada vez más longeva.

El día 23 de octubre, Bizikletaz Adinik Ez tomará las calles de Donostia para mostrar la labor que realizan

La asociación Bizikletaz Adinik Ez celebrará su gran día el día 23 de octubre, sábado. Será una jornada para la visibilización, sensibilización y activación de la comunidad. Sus bicicletas tomarán las calles de Donostia para enseñar la labor que realizan, acercarse a la ciudadanía, dar a conocer su propósito y sensibilizar sobre su actividad e impacto. Así lo ha presentado esta mañana la asociación Bizikletaz Adinik Ez, a través de su presidenta, Begoña Calleja y coordinador, Iñigo Munilla, en un encuentro organizado en el espacio Etorkizuna Eraikiz Gunea de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

          La diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, ha recibido a la representación de la asociación en el Palacio Foral. Calleja y Munilla han venido acompañados de dos personas voluntarias y socias de BAE que conducen los triciclos, Maite Álvarez y Patxi Alberdi, y dos personas usuarias, Consuelo y Josune, que viven en la residencia Julian Rezola, y Christine, que vive en su domicilio.

Maite Peña ha valorado y agradecido la “generosa y positiva” contribución social de la asociación Bizikletaz Adinik Ez, precisamente porque su actividad sitúa en el epicentro “el bienestar de uno de los colectivos más vulnerables” de nuestra sociedad, como son las personas mayores, dependientes y con diversidad funcional. “Estos últimos meses han sido especialmente duros para ellos y ellas, porque se encontraban en una situación de mayor riesgo frente al virus. En el contexto actual, las acciones que persiguen la socialización, y el ocio al aire libre de todas estas personas cobran una importancia mayor si cabe”, ha apreciado la diputada.

Según ha apuntado Peña, estos triciclos y sus guías aúnan “algunos de los mejores valores” de la sociedad guipuzcoana, como son “el contacto con el medio ambiente, el compromiso social, el respeto y la relación entre personas de diferentes generaciones”. “Lo hacen, además, desde el voluntariado, impulsado la movilidad, el envejecimiento activo, el respeto al entorno, la salud y el bienestar de todas las personas”, ha apuntado.

“Estos triciclos simbolizan la realidad de un territorio que afronta hacer frente a las desigualdades desde la implicación de la comunidad, desde el compromiso de todas las personas voluntarias que dedican su tiempo libre a mejorar la vida de las personas más frágiles. Una Gipuzkoa en la que el bienestar social es un objetivo común y compartido entre las instituciones y la sociedad civil”, ha resumido la diputada.

          Por su parte, Iñigo Munilla ha recordado que lo relevante no es el destino, sino la compañía, las relaciones que se crean, el acercamiento entre las personas y el bienestar que genera la actividad. “Queremos innovar y facilitar la participación social de las personas desde la proximidad y cercanía. Juntos generamos un nuevo contexto en beneficio de las personas, ofreciéndoles con ello la oportunidad de disfrutar de la ciudad y tejer historias”.

 

23 de octubre, Día de BAE

Es la primera edición del Día de BAE (Bizikletaz Adinik Ez), preparado con “mucha ilusión y mimo” por parte de la asociación. Se organizarán tres puestos informativos en Donostia, en la Plaza Easo, en la Plaza Cataluña y en la Plaza Cervantes, desde las 11:00h hasta las 19:00h. Se realizarán paseos en los triciclos y habrá oportunidad de probar la experiencia, conducir los triciclos y disfrutar de los paseos y el entorno de la ciudad.

          Durante la jornada, se acercarán a los puestos informativos personas vinculadas a la asociación y BAEkides del 2021: el cocinero Iñigo Lavado, el presidente de las Juntas Generales Xabier Ezeizabarrena, la secretaria de Kalapie y socia y voluntaria de BAE Maite Alvarez y el psicólogo Jose Manuel Gómez. “También nos acompañarán personas mayores que viven en residencias y las entidades colaboradoras, que suelen realizar paseos junto a BAE, y también nos quieren acompañar ese día”, ha subrayado Iñigo Munilla.

          Toda la actividad del sábado 23, está patrocinada por Laboral Kutxa, entidad principal en el impulso de la actividad que empasta con los valores de BAE, Salto Systems, entidad con la que se vincula el apoyo a las personas con discapacidad, DBizi by Movus Urbaser, entidad que pone como BAE a la persona en el centro de sus actividades en la movilidad, y la Diputación Foral de Gipuzkoa, ente clave en el desarrollo de BAE.

          Como entidades colaboradoras en la presente actividad están el Ayuntamiento de Donostia, Deusto Emprende, Cáritas Gipuzkoa y Up to You. “La colaboración de todas ellas ha hecho posible que el Día BAE tenga mucha fuerza y mimo a la vez”, ha subrayado Munilla.

 

Origen en Copenhage, Cycling Without Age

Cycling Without Age es un movimiento internacional fundado en Copenhague en 2012 y que actualmente está representado en 50 países. Llegó a Gipuzkoa en 2016, en el contexto de la capitalidad cultural de Donostia, y representado los valores con los que surgió en Dinamarca: dedicar tiempo a las personas mayores desde la generosidad, compartiendo historias y creando nuevas relaciones.

          El propósito de Bizikeltaz Adinik Ez, dentro del movimiento internacional, es contribuir a una mayor calidad de vida de las personas a través de la participación, la cooperación intergeneracional y la movilidad urbana. Y basa toda su actividad en las personas, en la movilidad sostenible, en la participación, la cohesión social, la sostenibilidad y el compromiso: “La persona es nuestro valor principal. Es la beneficiaria directa de la actividad, pero también es la persona voluntaria mediadora, es el ciudadano observador, y es el colaborador”, ha concluido Munilla.