Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Antoniano Ikastetxea de Zarautz se impone en el certamen juvenil de ideas innovadoras en fiscalidad

Foto Antoniano Ikastetxea de Zarautz se impone en el certamen juvenil de ideas innovadoras en fiscalidad

Antoniano Ikastetxea de Zarautz se impone en el certamen juvenil de ideas innovadoras en fiscalidad

Durante el último curso, 92 centros y 3.253 alumnos y alumnas han cursado la unidad de educación tributaria que impulsa la Hacienda Foral de Gipuzkoa.

Antoniano Ikastetxea de Zarautz se impone en el certamen juvenil de ideas innovadoras en fiscalidad

Antoniano Ikastetxea de Zarautz ha obtenido el primer premio en el certamen juvenil de Ideas Innovadoras en Fiscalidad, concurso organizado por el departamento de Hacienda y Finanzas de la Diputación Foral de Gipuzkoa en el marco de la unidad de educación tributaria que imparte en centros de enseñanza del territorio. El proyecto ganador plantea una acción comunicativa dirigida a las y los más jóvenes de forma que, de un modo fácil y didáctico, entiendan qué es y qué consecuencias acarrea el fraude fiscal, para que después los y las propias niñas se conviertan en embajadoras contra la evasión de impuestos. El segundo premio ha correspondido a Mariaren Lagundia Ikastola de Bergara, que propone emitir facturas que reflejen el coste de cada servicio público.

          La entrega de premio del certamen se ha llevado a cabo hoy por la tarde en Donostia, en un acto celebrado en el espacio Etorkizuna Eraikiz Gunea, ubicado en la planta baja del Palacio foral. En él han participado el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y el diputado foral de Hacienda y Finanzas, Jokin Perona, así como representantes de los centros escolares participantes en el concurso. En total, han sido siete los colegios participantes en el certamen, que han presentado un total de 11 ideas innovadoras: Sagrado Corazón de Mundaiz (Donostia), Deutsche Schule San Alberto Magno (Donostia), Antoniano ikastetxea (Zarautz), Haztegi ikastola (Legazpi), Mutriku BHI (Mutriku), Zumaiena (Zumaia) y Mariaren Lagundia ikastola (Bergara).

          Olano, en su intervención, ha recordado que la Diputación Foral de Gipuzkoa tiene como principal objetivo estratégico situar al territorio entre los que menores niveles de desigualdad presentan a nivel europeo. De cara a lograr ese objetivo, ha destacado la importancia del papel que juegan las administraciones públicas, ya que ejercen el rol de redistribución de la riqueza. “Al menos, en las sociedades avanzadas, que es lo que aspiramos a ser en Gipuzkoa”, ha remarcado. Para ello, ha recordado que las administraciones públicas necesitan de recursos, con los que se financian ámbitos como el mantenimiento de las carreteras, las políticas sociales o el servicio de bomberos y bomberas, por citar algunos ejemplos.

          En este sentido, ha destacado que Hacienda es la institución que garantiza dicha financiación, y que el fraude fiscal ataca directamente este esquema. “Cada euro defraudado, es un euro menos para financiar nuestra sanidad o la educación que recibimos. Y no solo eso: desde el punto de vista de la actividad económica, supone hacer competencia desleal a todas y todos aquellos contribuyentes que cumplen”, ha destacado el diputado general. Ante ello, ha insistido en que Hacienda “no puede actuar sola”. “Necesitamos de la complicidad de la sociedad, especialmente de las y los jóvenes, ya que sois el futuro. Ese es el objetivo de esta unidad didáctica: que tengáis cultura fiscal, y seáis conscientes del daño que causa el fraude fiscal, lo que contribuirá a extender la deslegitimización social de este tipo actitudes. Sois la medida más efectiva que podemos tomar frente a la evasión de impuestos”, ha subrayado.

 

Ideas ganadoras

La idea de Antoniano Ikastetxea que ha resultado ganadora del certamen de ideas innovadoras se denomina “Las dos realidades del mundo”. Plantea la puesta en marcha de una exposición, en un formato espectacular y atractivo, que estará dirigido a todos los públicos pero en especial a las y los más jóvenes. “Planteamos que esté dirigido a los niños y niñas, que se expliquen los conceptos de forma sencilla y directa. El objetivo es que las y los más pequeños comprendan desde ya qué es el fraude fiscal y qué se podría hacer si no existiera. Lo que queremos es que luego, cuando estos niños y niñas vuelvan a casa, ayuden a concienciar también a sus madres y padres”, ha explicado el equipo de escolares ganador.

          La idea que ha obtenido el segundo premio, de la Ikastola Mariaren Lagundia de Bergara, se denomina “¿Qué pasaría si todos y todas pagásemos impuestos?”. Según han explicado las y los propios alumnos, la iniciativa busca concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de pagar impuestos. Para ello, planten que cada vez que un ciudadano o ciudadana hace uso de un servicio público cualquiera, le sea entregado el coste del mismo a través de una factura. “La factura será de momento de papel, para que llegue a todos y todas, ya que todavía hay mucha gente que no domina las nuevas tecnologías. Luego, de mantenerse en el tiempo, iríamos pasando paulatinamente a un formato digital”, ha explicado el equipo premiado.

 

Unidad didáctica

Perona también ha animado a los centros escolares guipuzcoanos a seguir participando en la unidad de educación tributaria. “La experiencia con los centros con los que venimos trabajando hasta la fecha es muy positiva, por lo que animamos a todo aquel que esté interesado o interesada a que dé el paso y se adhiera al proyecto”, ha señalado. Los centros que estén interesados pueden inscribirse rellenando la hoja de solicitud recogida en la siguiente web: https://www.gipuzkoa.eus/es/web/ogasuna/zerga-iruzurraren-prebentzioa/fiskalitatearen-inguruko-unitate-didaktikoa. El objetivo de esta unidad didáctica consiste en difundir a través de una web conocimientos básicos sobre economía y fiscalidad dirigido al alumnado a partir de 4º de la ESO, con el fin de impulsar una mayor concienciación fiscal entre el colectivo estudiantil. En ella se explican los rasgos básicos del sistema fiscal vasco y la estructura de los principales impuestos, se identifican los servicios públicos que presta la Administración con el dinero recaudado y se impulsa un debate en torno a la importancia de combatir el fraude fiscal. “Avanzar en la concienciación supone dar un salto cualitativo en la lucha contra el fraude, y a ese objetivo se dirige nuestro esfuerzo”, ha concluido. 

La iniciativa se puso en marcha en el año 2014 en Gipuzkoa y, en 2017, se extendió a Araba y Bizkaia. En aquel primer curso, fueron seis los centros escolares que participaron en la iniciativa, con un grupo de 190 alumnos y alumnas. A partir de dicho año, la unidad de educación tributaria se fue extendiendo a cada vez más escuelas. Durante el último curso, el 2020/2021, en Gipuzkoa fueron 92 los centros escolares que participaron en la dinámica, alcanzando un total de 3.253 alumnos y alumnas. A nivel de la Comunidad Autónoma Vasca, el número de colegios implicados en la iniciativa supera ya los 250, con más de 8.000 alumnos y alumnas cursando la unidad cada ejercicio.