Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

La recaudación acumulada baja un 3,8% hasta marzo respecto al año anterior

Foto La recaudación acumulada baja un 3,8% hasta marzo respecto al año anterior

La recaudación acumulada baja un 3,8% hasta marzo respecto al año anterior

La institución foral recauda 32,3 millones menos que el ejercicio precedente.

La recaudación acumulada baja un 3,8% hasta marzo respecto al año anterior

La recaudación acumulada en Gipuzkoa se redujo un 3,8% hasta el mes de marzo respecto al mismo periodo del año anterior. En concreto, se recaudaron 808,2 millones de euros, lo que supone una bajada de 32,3 millones de euros respecto al ejercicio precedente. La cifra se explica con una considerable bajada de los ingresos, que caen un 6%, mientras que se moderan las devoluciones en un 19,5%. Debido a los criterios de contabilidad que utiliza Hacienda, las mencionadas cifras reflejan la recaudación hasta el 10 de marzo y, por tanto, la comparativa se lleva a cabo todavía con el periodo previo a la entrada en vigor del estado de alarma. Por tanto, el impacto del confinamiento se reflejará en las comparativas de los próximos meses.

Desglosando las cifras, en el ámbito del impuesto sobre la Renta, la Hacienda foral ha recaudado hasta la fecha 7,9 millones más (+1,9%) por rendimientos del trabajo. Sin embargo, el balance del IRPF en su totalidad es negativo, ya que se han recaudado 5,2 millones menos que en el ejercicio precedente (-1,1%). Los siguientes conceptos se reparten entre el IRPF y el Impuesto sobre Sociedades: sumando los dos impuestos, bajan las retenciones sobre capitales mobiliarios e inmobiliarios, 6 millones (-19,5%) y 1,3 millones (-9,8%) menos en total respectivamente. Las retenciones sobre ganancias patrimoniales, por su parte, se reducen en 17,4 millones de euros (-66,8%), debido a unos ingresos extraordinarios que hubo el año pasado.  

En lo que respecta al Impuesto sobre Sociedades, los ingresos de la cuota diferencial neta, que grava los beneficios empresariales, se redujeron en 0,3 millones: los ingresos brutos bajaron en 0,8 millones, y las devoluciones también se redujeron en 1,1 millones. Por otra parte, en lo que respecta al IVA que gestiona la Diputación Foral, la recaudación decreció un 5,1%, es decir, se han recaudado 12,6 millones menos: los ingresos se han reducido en 36,4 millones (-9,9%), y se han devuelto 23,8 millones menos (-19,4%).