Ir al menú principal Ir al contenido principal

Animales y plantas
silvestres

Protocolo contra la avispa asiática

El Departamento de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial de la Diputación Foral de Gipuzkoa, junto con el de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad, la Asociación Guipuzcoana de Apicultores y diversos agentes municipales y de desarrollo rural, ha elaborado el siguiente protocolo de actuación para hacer frente a la avispa asiática o Vespa velutina.

Basándonos en el ciclo biológico del insecto, hemos dividido el protocolo en cuatro apartados:

  1. Avispas asiáticas reina
  2. Nidos primarios de la avispa asiática
  3. La avispa asiática a lo largo del año
  4. Nidos definitivos de la avispa asiática

Se propone una actuación contra la avispa asiática, tanto en ámbitos urbanos como rurales, y serán los agentes locales quienes decidan hasta dónde adoptar las medidas de este protocolo.

En el caso de que el agente quiera informar al ciudadano del entorno donde se actuará –escuelas, parques, etc.

Avispas asiáticas reina

Cada nido de avispas produce cientos de reinas cada otoño. Las reinas se protegen durante el periodo más complicado del invierno. Cuando cambian las condiciones climáticas, las reinas empiezan a crear el primer nido con el material y los alimentos que buscan yendo de un lado al otro. Ese periodo es el inicio de la primavera (entre marzo y mayo, pero puede variar en función de la climatología).

Al principio de la primavera es cuando resulta más fácil capturar a las reinas; una vez eliminada la reina, las demás habitantes del nido están perdidas y se cortará el ciclo biológico. Por tanto, se reducirá la cantidad de segundos nidos y, consecuentemente, los daños resultantes.

Se utilizarán trampas para capturar a las reinas. No obstante, en estas trampas también caen otros insectos que desde siempre han vivido en nuestras tierras y cumplen con su función en la naturaleza; por lo tanto, el objetivo tiene que ser evitar daños colaterales en la medida de lo posible. La responsabilidad de poner las trampas será de la entidad que propone iniciar la actuación, según el caso ayuntamiento, mancomunidad, asociación de apicultores, etc. Es necesario mantener una relación y coordinación entre los distintos agentes. Nunca se pondrán trampas sin controlar.

La entidad que pondrá las trampas necesitará la autorización del Servicio de Flora y Fauna Salvaje de la Diputación Foral de Guipúzcoa.

Dicha entidad identificará todas las trampas que instale, registrando en cada una de ellas el nombre del ayuntamiento, asociación de apicultores o agente de que se trate.

Cuando se observe que aparecen nuevas reinas en un entorno donde haya colmenares, la Asociación de Apicultores de Guipúzcoa (AAG) propondrá a la persona responsable del Servicio de Flora y Fauna Salvaje de la Diputación Foral de Guipúzcoa empezar a instalar nuevas trampas para acabar con ellas; las fechas propuestas pueden variar en función de la ubicación más o menos próxima a la costa de la zona en que se haya producido la detección.

Para dar su aprobación a las solicitudes de instalación de trampas, el Servicio de Flora y Fauna Salvaje se basará, entre otras, en la propuesta de la AAG.

Los agentes que deseen obtener autorización para instalar trampas –ayuntamientos, mancomunidades, asociaciones de apicultores, etc.– deben dirigirse a:

Servicio de flora y fauna salvaje

Departamento de Promoción Económica, de Medio Rural y de Equilibrio Territorial

943 113948
 

Al agente que haga la solicitud para poner trampas se le exigirá la siguiente documentación:

  • Entidad o asociación responsable.
  • Datos de la entidad o agente responsable: Nombre y apellidos, DNI, dirección, teléfono de contacto y correo electrónico.
  • Referencia de los lugares donde se pondrán las trampas: municipio y lugar. En el caso de los apicultores, se pedirán los mismos datos de los colmenares que estén dados de alta en la base de datos de la DFG.
  • El número de trampas que se pondrá en cada lugar.
  • La fecha en que se pondrán y retirarán las trampas (entre el 1 de marzo y 30 de abril)
  • El Servicio de Flora y Fauna Salvaje, al dar su autorización, exigirá estos requisitos al agente que ha hecho la solicitud:
  • Identificar las trampas mediante el nombre o el logotipo de la entidad (nombre del ayuntamiento, asociación de apicultores...)
  • Utilizar trampas solamente durante el periodo permitido y, una vez finalizada la captura, retirarlas inmediatamente.
  • Revisar las trampas al menos una vez a la semana.
  • Anotar el número de reinas cada vez que se revisan las trampas.

La entidad que ha solicitado el permiso para capturar a las reinas, una vez finalizada la captura, debe enviar la siguiente información al Servicio de Flora y Fauna Salvaje:

  • Datos de la autorización: Nombre de la entidad y las referencias de los lugares.
  • Resultados de la captura

La situación de algunas especies de insectos es muy vulnerable, por lo que se debe tener cuidado y evitar, en la medida de lo posible, los daños colaterales que pueden causar las trampas. La especie denominada Vespa crabro ha vivido desde siempre en nuestro territorio, sale de sus nidos desde el invierno hasta mayo y es importante no capturarla en las trampas.

Es especialmente importante colocar trampas para reinas en colmenares donde se advierta un gran acoso de las avispas, en zonas urbanas y/o lugares donde en el pasado hubo muchos nidos de avispas.

Las herramientas que se utilizarán para capturar a las reinas pueden ser tanto domésticas como comerciales, siempre teniendo en cuenta que el impacto en otras especies de insectos tiene que ser el menor posible. Para ello, la forma de las trampas, las medidas de acceso y salida de ellas, etc. deben facilitar la salida de los insectos que no son objeto de la captura.

Los señuelos que se utilizarán en los dispositivos para capturar a las reinas serán cerveza, sirope, ciertos productos comerciales, etc. También es conveniente introducir unos ejemplares de avispa asiática.

En los medios de comunicación no se publicitarán las trampas para capturar a la reinas. El objetivo tiene que ser evitar las trampas sin control. La asociación de apicultores facilitará a los apicultores formación y recomendaciones acerca de las trampas. Además se promoverá estrechar relaciones entre los distintos agentes (apicultores y ayuntamiento, etc.).

Nidos primarios de avispa asiática

Será la primera estructura que la reina creará en el ciclo de la avispa asiática; la reina pondrá huevos en ella y tras alimentar a lar larvas que saldrán de los huevos, estas se irán desarrollando hasta formar el primer grupo pequeño de insectos adultos. Esta parte del ciclo se producirá de marzo a mayo, pero los hechos se adelantarán o retrasarán en función del clima. Después de unos meses, el grupo de insectos del primer nido se trasladará y construirá el segundo nido, que será el definitivo; en este nido el número de insectos se incrementará hasta llegar a 1800-2000 avispas. Los daños que causará el primer nido no serán importantes, en cambio, los que causará el segundo serán más significativos. Por tanto, es importante deshacerse de esas primeras estructuras en la medida de lo posible.

Las reinas escogen cualquier lugar para construir el primer nido, a menudo suelen ser edificios que están cerca de las personas –almacenes, casetas, bajo tejados, etc.– y también árboles.

Los primeros nidos se podrán ver de abril a mayo; en función del clima se adelantará o atrasará la aparición de los nidos. Como los primeros nidos son pequeños en cuanto a tamaño y número de insectos, podemos deshacernos de ellos con pocos recursos.

La responsabilidad de organizar la campaña para destruir los nidos primarios será de los agentes locales, es decir, de los ayuntamientos, mancomunidades, etc.; es conveniente recoger datos de los nidos primarios que han eliminado los agentes.

La campaña para la tarea de eliminar los nidos primarios debe estar basada en el conocimiento de la morfología de estos; es decir, habrá que saber diferenciarlos de los nidos de otras especies. Para ello, se utilizarán todos los recursos que estén disponibles –trípticos, revistas locales, etc.–. Asimismo, hay que informar de las medidas que podemos tomar para llevar a cabo la campaña y los posibles peligros que puedan acarrear dichas medidas.

La avispa asiática a lo largo del año

Si observamos el ciclo biológico de la avispa asiática, veremos que el grupo pequeño de insectos que han nacido en el primer nido se traslada a un segundo lugar donde comienza a construir un nuevo nido. Esta segunda estructura será el nido definitivo. Mientras las avispas seguirán agrandando el nido, la reina seguirá poniendo cientos de huevos. En el momento álgido, el nido llegará a tener 1800-2000 insectos. En esta etapa del ciclo, los insectos necesitan mucho alimento, sobre todo, glúcidos y proteínas; de ahí viene el tremendo daño que producen.

La población de avispas está relacionada con el tiempo; asimismo, los daños generados por las avispas son mayores a medida que se incrementa la población. Los ataques de las avispas empiezan en julio; los meses más problemáticos suelen ser agosto, septiembre y octubre y pueden durar casi hasta diciembre.

Los métodos para capturar a las avispas son los mismos que usamos para las reinas; lo que cambia es el señuelo que se utiliza en las trampas. En verano las avispas necesitan mucha proteína.

Las razones para capturar a las avispas mediante trampas pueden ser varias:

  • En zonas de colmenares de abeja: para reducir la presión que generan en las abejas.
  • Cuando se elimina un nido definitivo –por ejemplo, cuando se dispara al nido– y las avispas que quedan fuera puedan ser un peligro para las personas.
  • Problemas de seguridad: Cuando vemos a los insectos, pero es imposible localizar el nido.

Se utilizarán trampas para capturar a las avispas asiáticas. En estos aparatos también caen otros insectos que desde siempre han vivido en nuestras tierras y cumplen con su función en la naturaleza; por lo tanto, el objetivo tiene que ser evitar los daños colaterales en la medida de lo posible.

La responsabilidad de poner las trampas será de la entidad que tiene la voluntad de poner en marcha la actuación, es decir, el ayuntamiento, la mancomunidad, la asociación de apicultores, etc. La relación y coordinación entre los distintos agentes es imprescindible. Nunca se pondrán trampas sin controlar.

La entidad que pondrá las trampas necesitará la autorización del Servicio de Flora y Fauna Salvaje de la Diputación Foral de Guipúzcoa.

Los agentes que quieran poner trampas –ayuntamientos, mancomunidades, asociaciones de apicultores, etc.–, para obtener la autorización, deben dirigirse a:

El servicio de fauna y flora salvaje

Departamento de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial

Al agente que haga la solicitud para poner trampas se le exigirá la siguiente documentación:

  • Entidad o asociación responsable.
  • Datos de la entidad o agente responsable: Nombre y apellidos, DNI, dirección, teléfono de contacto y correo electrónico.
  • Referencia de los lugares donde se pondrán las trampas: Municipio y lugar. En el caso de los apicultores, se pedirán los mismos datos de los colmenares que están dados de alta en la base de datos de la DFG.
  • El número de trampas que se pondrá en cada lugar.
  • Cuándo se colocarán y se quitarán las trampas.

Para que el Servicio de Flora y Fauna Salvaje dé la autorización, exigirá lo siguiente al agente que ha solicitado el permiso:

  • Utilizar trampas solamente durante el periodo permitido y, una vez finalizada la captura, retirarlas inmediatamente.
  • Revisar las trampas al menos una vez a la semana.

Las herramientas que se utilizarán para capturar a las reinas pueden ser tanto caseras como comerciales, siempre teniendo en cuenta que el impacto en otras especies de insectos tiene que ser el menor posible. Para ello, la forma de las trampas, las medidas de acceso y salida de ellas, etc. deben facilitar la salida de los insectos que no son objeto de la captura.

Los atractivos que se utilizarán en los dispositivos para capturar a las reinas serán cerveza, sirope, productos comerciales especiales, etc. También es conveniente introducir unas avispas asiáticas.

Es especialmente importante colocar trampas para reinas en nidos donde hay gran acoso de avispas, en zonas urbanas y/o lugares donde en el pasado hubo muchos nidos de avispas.

No se dará publicidad en los medios a las trampas para capturar a avispas asiáticas. El objetivo tiene que ser evitar las trampas sin control. La asociación de apicultores difundirá, entre los apicultores, educación y recomendaciones a cerca de las trampas.

Nidos definitivos de avispa asiática

La avispa asiática, siguiendo su ciclo y condicionada por la climatología, dejará su nido hacia mayo y empezará a construir el que será su nido definitivo. En esta fase, el deber de la reina es poner huevos; de esta forma, la populación del nido irá aumentando. El nido maduro puede llegar a medir más de un metro y el número de avispas que habitan en él puede ser de 2000.

En esta fase del ciclo, las avispas necesitan muchos alimentos; sobre todo, alimentos proteicos y glúcidos, y de ahí vienen los tremendos daños que causan en otras especies de insectos, etc.

La populación de avispas en el nido es variable. A partir de noviembre, a medida que el tiempo de enfría, el número de larvas e insectos del nido se va reduciendo.

A partir de septiembre las avispas hembras empiezan a ser fecundadas y aquellas que consiguen superar el invierno, son las que serán las nuevas reinas que garantizarán el seguimiento de la especie el año siguiente.

El objetivo de los agentes responsables de eliminar los nidos es deshacerse del mayor número posible de nidos de avispas asiáticas; asimismo, deben tener en cuenta que hay que reducir los daños colaterales que causan a otras especies.

A la hora de decidir si hay que eliminar o no los nidos de las zonas no urbanas, se tendrán en cuenta la especificidad de la ubicación del nido (avispero) o la existencia de colmenares en su entorno. Se propone eliminar los avisperos que se encuentren en un radio de 1000 metros alrededor de un colmenar.

Las razones de la propuesta son las siguientes:

  • Reducir la predación sobre las abejas.
  • Reducir el número de avispas obreras en entornos con colmenares.
  • Acabar con la situación de encarcelamiento de las abejas y permitir que prosigan con su recogida de alimentos.

Para eliminar los nidos o avisperos se utilizarán dos formas o métodos:

  1. Mediante pértiga.
  2. Disparando al nido.

Mediante pértiga

Sobre el método:

  • Se usará insecticida que se introducirá en el nido.
  • Se puede utilizar tanto en zonas urbanas como no urbanas.
  • Hay que cerciorarse de haber eliminado el nido como es debido; hay que garantizar que no haya ningún riesgo de que las avispas que han quedado vivas piquen a las personas.
  • Tras echar insecticida al nido, este puede ser dejado tal como esté.
  • Si los agentes deciden retirar el nido –por estar en el tejado, ventana, etc. de alguna casa–, el nido destruido se recogerá y se eliminará debidamente. Al estar contaminado de insecticida, no se puede tratar como residuo orgánico, por lo que el nido se recogerá en una bolsa gruesa de plástico –para que no se perfore– y se le prenderá fuego en un lugar seguro.

Procedimiento para utilizar la pértiga:

  • Se trabajará desde el suelo en aquellos lugares sonde la pértiga llegue al nido.
  • Este trabajo de eliminación lo harán una o dos personas.
  • El producto para acabar con las avispas se puede utilizar tanto en polvo como en líquido. Véase: DIPTRON
  • El insecticida debe depositarse cuando en el nido haya el mayor número posible de avispas.
  • Si se decide echar el insecticida y quitar el nido de donde está, se recomienda dejar pasar 24-48 horas antes de retirarlo, para que también afecte y mueran las avispas que, estando fuera, se acerquen posteriormente al nido.
  • Si se decide retirar el nido y en el lugar quedan avispas que puedan ocasionar problemas, es necesario colocar trampas para poder capturar a estos ejemplares.
  • Para evitar accidentes, las personas que realicen estas labores deberán recibir una formación específica.

Material:

Las personas que utilizan las pértigas deben tener el material adecuado: buzo, guantes, herramientas adecuadas para echar veneno, insecticida, marcadores, etc.

Liztorra

Medidas de prevención:

  • Si la acción resulta peligrosa para quien deba actuar o para otras personas, no se llevará a cabo. Si la acción trae consigo un peligro adicional, hay que pedir ayuda, tal y como se establece en el protocolo.
  • Hay que precintar el entorno de trabajo, con cinta, conos o similares, para asegurar que no acceda algún transeúnte.
  • Si el lugar está cerca de la carretera, hay que cerrarla y señalizar en función del Código de Circulación que está en vigor. Si es necesario, hay que pedir ayuda a la policía municipal.
  • Hay que analizar el entorno de trabajo y asegurarse de que no hay ningún otro peligro, como pueden ser las líneas eléctricas. En el caso de cerca existan eléctricas, hay que pedir ayuda, tal y como se establece en el protocolo. Está totalmente prohibido actuar en entornos donde hay líneas eléctricas.

Uso de la escalera:

  • Antes de utilizar una escalera de mano, hay que asegurarse de que está en buenas condiciones y desechar aquellas que no garanticen la seguridad.
  • Las escaleras de mano y los elementos de apoyo y soporte deben tener la suficiente resistencia, para evitar riesgos al utilizarlos; los soportes deben fijarse de un modo seguro, eficaz y resistente.
  • Deben utilizarse en la forma y con los límites establecidos por el fabricante. No se pueden utilizar escaleras de mano superiores a cinco metros.  Las subidas y bajadas de la escalera de mano tienen que hacerse de frente, es decir, mirando hacia a las barras a las que vaya sujetándose el operario.
  • Se prohíbe la utilización simultánea de la escalera por más de un operario.
  • Al trabajar sobre una escalera, el operario no debe intentar llegar a puntos alejados que le obliguen a estirarse, con el consiguiente riesgo de caída. La escalera se debe mover y recolocar cuantas veces sea necesario.
  • Las escaleras de metal son conductores eléctricos. No se recomienda utilizar este tipo de escalera cerca de circuitos eléctricos o en lugares donde puedan hacer contacto con tales circuitos.
  • Si se utilizan escaleras dobles, deben tener una cadena o cinta, hacia la mitad de la altura, para limitar la apertura máxima de la escalera.

Uso de la plataforma elevadora:

  • Antes de utilizar la plataforma, hay que asegurarse de que todos los sistemas funcionan correctamente y que todos los dispositivos de seguridad añadidos funcionan como es debido.
  • Hay que respetar todas las medidas de precaución e instrucciones recogidas en los adhesivos, tanto las indicadas en el bastidor portador, en el brazo y en la plataforma. No hay que superar el máximo nominal de carga. Dicha carga se conforma con el peso de los siguientes elementos: operarios, herramientas y elementos de la plataforma o cualquier otro que haya sido añadido. Hay que repartir la carga de forma uniforme en la superficie del elevador.
  • Estos equipos de trabajo deben ser manipulados por profesionales autorizados y adecuadamente formados. Hay que asegurar que los operadores entienden bien el funcionamiento de la plataforma. Para ello, será necesario leer el manual de instrucciones de uso. No se permitirá utilizar la plataforma a nadie que no tenga el debido permiso.
  • La plataforma de trabajo debe tener la marca CE y hay que utilizarla según las instrucciones del fabricante.
  • En la plataforma tiene que estar indicada el peso máximo soportado, que deberá ser respetado como el resto instrucciones y avisos.
  • Los operarios siempre deben mantener los dos pies en el suelo de la plataforma, y está totalmente prohibido salir de la plataforma y encaramarse a las barras de sujeción.  Es obligatorio utilizar el equipo de protección individual contra caídas.
  • Para subir y bajar de la cesta hay que utilizar los recursos de la misma; nunca hay que saltar de la cesta al suelo; si la cesta está levantada, no hay que utilizar ningún dispositivo para subir o ningún otro sistema para acceder.
  • Dentro de la plataforma, no se puede utilizar ningún elemento complementario, como otra escalera, para acceder más arriba de lo que la misma permite.
  • Hay que comprobar la estabilidad del suelo. Hay que manipularla solamente sobre suelo horizontal. en cualquier caso, deben utilizarse debidamente los gatos estabilizadores, y hay que comprobar que se han abierto de acuerdo a las normal establecidas por el fabricante; las ruedas deben tener la presión de aire adecuada.
  • Mientras se realicen las maniobras, ningún trabajador debe permanecer en torno a ella.
  • Antes de utilizar los mandos para mover la máquina, hay que comprobar la posición de la torre y la dirección a la que deba ser movida.
  • La plataforma siempre tiene que estar orientada en la dirección del movimiento. Si algún obstáculo impide la visión, otra persona tiene que dirigir la maniobra. Hay que examinar con antelación el suelo en que se moverá la plataforma; si es necesario la comprobación se hará echando pie a tierra.

Uso de la pértiga:

  • Antes de empezar a montar la pértiga, hay que verificar que no hay ninguna persona en el entorno de trabajo, para así evitar accidentes. Hay que informar a todos los operarios sobre las tareas a realizar.
  • Hay que prestar especial atención a la punta de la pértiga, por el riesgo de que se corte y golpee a alguien. Hay que utilizar guantes de seguridad.

Uso del producto químico

  • Antes de utilizar el producto, hay que leer con atención la ficha de datos de seguridad y la etiqueta, y seguir las instrucciones de la misma.
  • Si involuntariamente se entra en contacto con el producto, hay que lavarse las manos con abundante agua, durante al menos 15 minutos. Si es necesario, hay que quitarse la ropa salpicada. Si se ingiere el producto, la persona que ha sufrido el accidente debe acudir al hospital más cercano y llevar, si es posible, la etiqueta o el envase.
  • El uso de guantes, máscara y protección facial es obligatorio.

Equipamiento de Protección Individual:

  • Ropa anti avispa asiática: mono de trabajo, máscara, gafas, guantes de cuero.

Disparando al nido

Liztorra

Si los agentes que van a eliminar el nido –ayuntamiento, mancomunidad, etc.– quieren destruir los nidos con tiros de escopeta, deben cumplir con las siguientes condiciones para poder formar el grupo de tiradores:

  • Debe participar la policía municipal en los grupos, y se permite que entre ellos haya tiradores.
  • Se nombrará a un o una policía municipal responsable, y el grupo estará bajo su mando. Los integrantes del grupo deben disponer der licencia de armas y de la documentación de las armas que van a utilizar.
  • El o la policía municipal responsable recogerá información sobre todos los nidos que se destruyan.
  • Los agentes deben solicitar el permiso para destruir los nidos en esta dirección:

Servicio de Flora y Fauna salvaje, Departamento de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial.

Departamento de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial

La información que el agente debe proporcionar en la solicitud de destrucción es la siguiente:

  • Responsable del grupo (policía municipal)
  • Nombre y apellidos de los participantes, DNI, dirección y teléfono.
  • Nombre del municipio
  • Entorno en el que se va a actuar y duración de la actuación.
  • El agente solicitante tiene que asegurar a todos los miembros del grupo para poder realizar da actividad.
  • La Diputación concederá autorización a cada grupo de eliminadores de nidos. Este permiso impondrá las siguientes condiciones:
  • La autorización solo tiene valor para eliminar nidos de avispas asiáticas; no se puede, de ninguna de las maneras, disparar en otra dirección o a otra especie.
  • Toda la documentación de los miembros del grupo debe estar en vigor. Para realizar la actividad hay que tomar todas las medidas de seguridad. El responsable debe verificar que esto se cumple y, sobre todo, buscar una manera adecuada de disparar.
  • Antes de destruir un nido, el responsable debe asegurar que todos los tiradores de nidos de avispas asiáticas están bien protegidos.
  • El responsable tiene que cerciorarse de haber eliminado el nido como es debido y debe tomar medidas para que no haya ningún peligro de que las avispas que han sobrevivido ataquen a las personas.
  • El responsable deberá recoger y emitir la información de todos los nidos destruidos a través de nekagip.
  • Todos los miembros del grupo están obligados a recibir una formación básica sobre la destrucción de nidos.

Material:

  • Los tiradores necesitarán un buzo (si se puede, de doble tela) y guantes de apicultor.
  • Escopeta: 12-70 y mejor si es 12-76. Las más adecuadas son la "repetidora" y la "pajillera", con una longitud del cañón de 66 cm, con choques intercambiables, una estrella, tres estrellas y cilíndrica.
  • Munición: perdigones 11/10/5 y 1, con peso de 70-36 g. y 76-50 g.
  1. La responsabilidad de comprar y abonar el material que utilizarán los guardas forestales será de la diputación.
  2. La responsabilidad de comprar y abonar el material que utilizarán los grupos de eliminadores de nidos organizados por el resto de los agentes será de ellos mismos.

Procedimiento:

  • El nido tiene que eliminarse lo más rápidamente posible; dos o tres escopetas situadas en ángulos diferentes y disparando muchas veces a la vez. El objetivo es abatir al mayor número de avispas posible que haya en el nido.
  • Para alcanzar al mayor número de avispas posible, hay que destruir el nido a primera hora de la mañana o al atardecer.
  • Hay que intentar recoger los pedazos de nido que se caen, sobre todo, si son de gran tamaño y caen un lugar donde transitan habitualmente personas. Estos restos de nidos pueden atraer a las avispas que han sobrevivido. ¡Atención! Deben adoptarse medidas de protección rigurosas.
  • En el lugar donde estaba el nido (o lo más cerca posible) colocaremos trampas (1 o más si se desea) para capturar a las avispas que han sobrevivido. Para reducir el riesgo de picaduras es muy importante cumplir con todo lo indicado. Véase: TRAMPAS CASERAS
Lo más efectivo es introducir restos de nido y algunas avispas que hayan caído al suelo dentro de la trampa. Si no se puede, puede ser efectivo verter cerveza en la trampa (100ml).Para colgar la trampa de una rama se puede usar una caña o un tubo telescópico.
  • Al día siguiente hay que recoger la trampa y destruirla.
  • Realizar lo citado en los puntos 4 y 5 dependerá del riesgo de picaduras que supongan las avistas sobrevivientes.

Medidas de prevención:

  • Este método debe utilizarse únicamente en los casos en los que el método de la pértiga sea imposible.
  • Si las acciones son peligrosas para los operarios u otras personas no se llevarán a cabo. Si la acción trae consigo un riesgo adicional, hay que pedir ayuda, tal y como se establece en el protocolo.
  • Hay que precintar el entorno de trabajo, con cinta, conos o similares, para asegurar que no acceda ningún transeúnte.
  • Si el lugar está cerca de la carretera, hay que cerrarla y señalizar en función del Código de Circulación que está en vigor. Si es necesario, hay que pedir ayuda a la policía municipal.
  • Hay que analizar el entorno de trabajo y asegurarse de que no hay ningún otro peligro.
  • Antes de disparar hay que asegurarse de que no hay nadie en la zona.
  • Todos deben posicionarse en una fila y nunca en círculo, para evitar accidentes.

Equipamiento de Protección Individual:

  • Ropa anti avispa asiática: mono de trabajo, máscara, gafas, guantes de cuero.

Agentes implicados frente a la avispa asiática

Fases

  • El ayuntamiento, cuando reciba el aviso de algún ciudadano o ciudadana, introducirá los datos en la aplicación informática y gestionará el incidente con sus propios recursos y/o mediante las agencias de desarrollo rural. Si algún ciudadano o ciudadana llama a EMERGENCIAS 112, al Parque de Bomberos o a alguna otra entidad, se le pedirá que informe al ayuntamiento.
  • Si los recursos no son suficientes –en función de los datos introducidos–, se enviará un mensaje a los bomberos (de San Sebastián o de la Diputación Foral, según corresponda) o a los guardas forestales forales, para que ellos se hagan cargo.
  • Los bomberos pueden pedir ayuda al ayuntamiento.

Agentes

  • Ayuntamiento
    • Ofrecerá el servicio en su ámbito municipal y la actividad se llevará a cabo en zonas urbanas y no urbanas. Ofrecerá el servicio a través de sus propios recursos –brigadas–, grupos de voluntarios o empresa contratada.
  • Asociaciones de Desarrollo Rural (ADR)
    • Las ADR ofrecerán su servicio a los municipios que conformen su territorio y la actividad se llevará a cabo en zonas urbanas y no urbanas. Ofrecerá el servicio a través de sus propios recursos –brigadas– o empresa contratada.
  • Bomberos
    • La actuación de los bomberos será limitada; la explicación de su participación está recogida en el apartado CONDICIONES A CUMPLIR PARA LA PARTICIPACIÓN DE LOS BOMBEROS del presente protocolo.
  • Guardas forestales
    • Su participación estará limitada a zonas no urbanas. Utilizarán el método de disparar con escopeta para la destrucción de los nidos, método que se utilizará siempre como último recurso. Véase el apartado ÁMBITOS DE ACTUACIÓN DE LOS GUARDAS FORESTALES

Condiciones a cumplir para la participación de los bomberos

La participación en la eliminación de nidos de los bomberos del Departamento de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad de la Diputación Foral de Gipuzkoa estará limitada a los siguientes casos:

  • Cuando se cumple alguna de las siguientes condiciones para catalogarlo de emergencia:
    • Los nidos no se pueden neutralizar desde el suelo, desde escaleras de mano o desde máquinas (grúas, plataformas...) de las que dispongan los servicios o brigadas municipales u otros agentes, y cuando no conviene utilizar otros métodos (tiro, trampas, etc.), ya sea porque los nidos están cerca de edificios o instalaciones, o porque las consecuencias que puede tener en el entorno son demasiado negativas.
    • Es urgente eliminar el nido, teniendo en cuenta su ubicación, la actividad, el peligro que supone para la salud o los efectos ya soportados por la ciudadanía.
    • Resulta necesario adoptar medidas especiales de protección debido a las características especiales del nido o del entorno (tensión eléctrica, tuberías, depósitos de combustible...).
  • Cuando están en un casco o entorno urbano que disponga de buen acceso, siempre y cuando dicho entorno cumpla las siguientes condiciones:
    • Cuando los edificios formen un conjunto (al menos 3 edificios), y entren parcialmente en un círculo de 100 metros de diámetro,
    • Cuando se acceda por una carretera o camino asfaltado de al menos 4 metros de ancho.
    • Cuando, en los dos casos anteriores, no haya ningún impedimento para ubicar inmediatamente el camión-escalera en condiciones de trabajo y, asimismo, esté garantizado poder recoger los recursos y desplazarse a otra intervención en un máximo en 5 minutos.

En resumen, cuando los agentes responsables de eliminar los nidos no pueden hacerlo por sus propios medios, en el caso de que concurran las condiciones citadas, los bomberos participarán en la actividad.

Marcar el nido

Para evitar que el ayuntamiento reciba avisos sobre mismo nido en repetidas ocasiones, tras acudir el responsable municipal a inspeccionar el nido y quedar ya inactivado por el agente correspondiente, se marcarán las siguientes señales, respectivamente, en sitio bien visible para los ciudadanos:

Señal verde: se ha recibido el aviso

Señal roja: está inactivo

Recogida y trámite de la información sobre los nidos destruidos

El Departamento de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial ha dispuesto un enlace sobre "Avispa asiática" en su página web Nekagip, cuyo objetivo es recabar toda la información sobre los nidos de avispa asiática.

Para poder acceder a Nekagip, el Departamento de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial dará un "Usuario" y una "Contraseña" a cada municipio. El Usuario será el NIF del ayuntamiento y el departamento facilitará una Contraseña a la persona asignada (la recibirá la persona que ha sido nombrada para emergencias relacionadas con la avispa asiática en su correo electrónico). Se puede encontrar el manual de instrucciones de la aplicación en el mismo enlace.

Los ayuntamientos deben recabar información sobre todos los nidos, estén situados en zonas urbanas o en zonas no urbanas, y se haya decidido eliminarlos como no hacerlo.

La información que recojan los ayuntamientos tendrá dos usos:

  • La coordinación de los agentes que participen en la gestión del proceso de eliminación del nido.
  • En los casos en que el ayuntamiento delegue la responsabilidad de inactivar o destruir definitivamente los nidos en las asociaciones de desarrollo rural (ADR), se propone que el ayuntamiento dé a las ADR su "usuario" y "contraseña"; así, el ayuntamiento introducirá los primeros datos en Nekagip –coordenadas, lugar, etc.– y la función de la ADR será, una vez inactivado o destruido el nido, introducir información sobre la actuación llevada a cabo en Nekagip, cerrando el proceso. En cualquier cado, será decisión de los agentes locales, una vez destruidos los nidos, seguir las recomendaciones anteriores o proceder de otra manera. Si por la ubicación del nido las ADR no pueden inactivar o destruir el nido, solicitarán ayuda de los bomberos y los guardas forestales a través de Nekagip, siguiendo los pasos indicados en el Flujograma.
  • La investigación sobre la propagación y otros aspectos de la avispa asiática, para lo cual todos los datos serán enviados al laboratorio Neiker y a otras entidades.

Fin de las actividades para la destrucción de nidos

Tras analizar los factores biológicos y climatológicos y las consideraciones de los agentes, el Departamento de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial dará por finalizada la actividad de destrucción de nidos, como máximo el 20 de diciembre.

Se dará cuenta, a través de los medios habituales, de la fecha de finalización de la actividad de destrucción de nidos a todos los responsables municipales.

Departamento de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial

Departamento de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad