Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Dos Mujeres indias víctimas de ataques con ácido visitan Gipuzkoa

Foto Dos Mujeres indias víctimas de ataques con ácido visitan Gipuzkoa

Dos Mujeres indias víctimas de ataques con ácido visitan Gipuzkoa

El Departamento de Cooperación Internacional de la Diputación de Gipuzkoa colabora con la Asociación pasaitarra Bekoz Beko para denunciar estas prácticas y darles su apoyo.

Dos Mujeres indias víctimas de ataques con ácido visitan Gipuzkoa

Esta mañana han visitado el Palacio de la Diputación Foral de Gipuzkoa invitados por el Diputado de Cultura y Cooperación Internacional, Denis Itxaso y el director de Cooperación Internacional, Mikel Diez Sarasola. Itxaso y Sarasola han conocido de primera mano el desarrollo del trabajo que está realizando la ONGD Bekoz Beko con el apoyo de la Diputacion Foral para defender los derechos de estas mujeres.  Para ello se ha realizado un desayuno informativo con le medios con el objetivo de dar a conocer su historia y denunciar una de las perores expresiones de la violencia de género que se conoce en el mundo.

El año 2017, gracias a una subvención del Departamento de Igualdad de la Diputación de Gipuzkoa, un grupo de mujeres de la asociación pudo ir a India para conocer la situación de estas mujeres y el proyecto Sheroes Hangout de la Fundación Chhanv de crear unas cafeterías para que estas mujeres tuvieran una oportunidad de empoderamiento y visibilización en una sociedad donde la situación de la mujer es pésima. Así, tres mujeres supervivientes pudieron venir a Pasaia y darse a conocer en las instituciones vascas, y al mismo tiempo, conocer la situación de las mujeres en nuestro país. Durante este año, con la subvención concedida por el Departamento de Cooperación de la Diputación, se ha desarrollado un proyecto de colaboración con la Fundación Chhanv para las mujeres que trabajan en las cafeterías de Agra y Luckonw. Se trata de un programa de formación donde se imparten clases de inglés, que se complementan con una app creada especialmente para este programa, formación en sala en hostelería. y nociones de ecofeminismo. Una profesional de atención al cliente ha estado formando a estas mujeres en nociones básicas de protocolo en sala y para terminar la formación han recibido una sesión también en la escuela de cocina de Pasaia.

 

Shabnam y Anshu son dos mujeres indias que están estos días de visita por Gipuzkoa invitadas por la Asociación Bekoz Beko que colabora con una Fundación India que lleva a cabo el proyecto “Sheroes Hangout”. Este proyecto consiste en dar trabajo a mujeres víctimas de ataques con ácido. Para ello tiene dos cafeterías en la India donde dan trabajo y techo a más de 30 mujeres víctimas de esta atrocidad. Estas mujeres se sienten desamparadas, sin ninguna ayuda gubernamental y se ven destinadas a taparse la cara y no salir de casa. La sociedad las rechaza, y en muchos casos incluso las familias les echan expulsan del domicilio familiar.

Anshu tenía 15 años cuando fue atacada con ácido en su cara. Un vecino suyo, 40 años mayor que ella, casado y con hijos la empezó a acosar. “Decía que estaba enamorado de mí y me seguía a todas partes. Un día hablé con él y le dije que no quería nada. Incluso su mujer me advirtió de lo violento que podía llegar a ser”.

Una noche el vecino despechado, se coló en casa de Anshu, entró en su habitación y le arrojo acido en la cara. Anshu, que ahora tiene 20 años, nunca olvidará aquella fatídica noche. La llevaron al centro médico más próximo, donde carecían de medios suficientes para atenderla adecuadamente. La derivaron a un hospital, y de este a un tercero. En el periplo, perdió un ojo y a punto estuvo de perder el otro. Su vecino, autor del ataque con ácido, fue condenado a 10 años de prisión. Anshu tuvo la suerte de que sus padres eran más tolerantes y le dieron una segunda oportunidad “a otras chicas en mi situación las echan a la calle”.

A Shabnam, la atacaron mientras dormía cuando tenía 14 años. Fue un empleado de su casa. Un mes antes intentó tener relaciones sexuales, pero ella lo rechazó. El hombre pasó un año y medio en la cárcel, antes de salir bajo fianza. Ella en cambio pasó 11 años encerrada en casa para que nadie la viera. A los 17 la obligaron a casarse con otro hombre. Tuvo dos hijos, uno murió y el marido la abandonó.

4 años más tarde leyendo el periódico descubrió que existía estas cafeterías de ayuda y se acercó con su hija. Allí conoció a otras chicas que se encontraban en su misma situación, con idénticas cicatrices y “desde ese día decidí no ocultarme más la cara”. Las cafeterías Sheroes Hangout puesta en marcha por la ONG Chhanv permite dar trabajo a mujeres víctimas de ataques de ácido, formarse y someterse a tratamientos quirúrgicos. Shabnam no sabía ni leer ni escribir. Gracias a este proyecto, ahora habla inglés y realiza diseños de moda e imparte clases de costura a otras jóvenes. Anshu se ha convertido en una activista social, utiliza las redes sociales para dar a conocer su historia y la de otras muchas mujeres. Cuenta con muchos seguidores. 

El 70% de las personas atacadas por ácido son mujeres. El 40% son atacadas en público y un 37% en casa. El 41% de ataques son atribuidos a amores no correspondidos o violencia doméstica. La mayoría de las atacadas tiene entre 11 y 30 años.

Izaskun Barbier, presidenta de la Asociación Bekoz Beko explica que “este viaje es un premio para ellas. Durante su estancia aquí, han visitado el Centro de Iniciación Profesional de Pasaia y también varios restaurantes. Ellas van a aprender mucho, pero a nosotros nos están dando una auténtica lección de vida”.