Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Herrilab pondrá en marcha varios proyectos piloto para mejorar la conciliación corresponsable en Beasain

Foto Herrilab pondrá en marcha varios proyectos piloto para mejorar la conciliación corresponsable en Beasain

Herrilab pondrá en marcha varios proyectos piloto para mejorar la conciliación corresponsable en Beasain

Bajo el lema Beasain Berdintasunean Bizi, representantes del grupo motor del laboratorio de conciliación han consensuado el plan de acción para 2022.

Herrilab pondrá en marcha varios proyectos piloto para mejorar la conciliación corresponsable en Beasain

Bajo el lema Beasain Berdintasunean Bizi, Herrilab pondrá en marcha en 2022 diversos proyectos piloto para promover la igualdad y la conciliación corresponsable en el municipio. A través de la experimentación activa, en los próximos meses se desarrollarán en el municipio “acciones prácticas y positivas para la transformación de las tendencias estructurales, estereotipos, roles de género y hábitos que dificultan la igualdad”, tal y como recoge el plan de acción correspondiente a este año. Así lo han acordado los y las representantes del grupo motor del laboratorio esta misma semana en una reunión mantenida en el Ayuntamiento.

En 2019 se presentó ante la ciudadanía el proyecto Herrilab. A través de dicha iniciativa, impulsada conjuntamente por el Ayuntamiento y la Diputación Foral de Gipuzkoa, Beasain se ha convertido desde entonces en un laboratorio de experimentación para la mejora de la conciliación corresponsable, con la implicación de los agentes locales y de la ciudadanía. Tiene como objetivo diseñar, probar e implementar acciones conjuntas para promover de forma significativa y sostenible la igualdad entre mujeres y hombres. Los conocimientos derivados de esta experiencia pionera se utilizarán para las políticas de igualdad y conciliación, al tiempo que servirán de modelo para el desarrollo de experiencias similares en otros municipios y comarcas del territorio.

En la reunión del grupo motor han participado la Asociación de Mujeres Asmube, Oriako Lamiak, Murumendi Ikastetxea, Goieki, las empresas In Group y CAF, así como representantes del comercio beasaindarra. Dando continuidad a los estudios, jornadas y líneas de trabajo desarrolladas en los dos últimos años, Herrilab 3B impulsará en los próximos meses tres objetivos principales. En primer lugar, se potenciará la sensibilización de la ciudadanía sobre la importancia de la conciliación de la vida laboral y personal en nuestras vidas y sobre la importancia de visibilizar los impactos que afectan de manera desigual a mujeres y hombres. En segundo lugar, se impulsará la participación ciudadana y de agentes sociales en este proyecto y, en tercer lugar, se pondrán en marcha proyectos piloto para la mejora de la conciliación corresponsable en el municipio.

 

Acción piloto en el comercio

Profundizando en las líneas de trabajo desarrolladas hasta ahora por Herrilab, el grupo motor ha decidido enfocar las acciones experimentales en tres ámbitos. En relación con el comercio, durante cuatro semanas se llevará a cabo una experiencia piloto para racionalizar los horarios de los comercios de Beasain, valorando posteriormente su incidencia en la conciliación de mujeres y hombres. Comenzando en febrero, durante cuatro semanas, de lunes a viernes, los y las comerciantes que se adhieran a esta iniciativa adaptarán el horario de tarde de 16:00 a 19:00 horas. Es decir, adelantarán su horario de cierre de la jornada.

Esta acción pionera se llevará a cabo con el apoyo de la asociación Bareak. Para ello, se contará con la participación de las agencias de desarrollo locales de Solsona y de Cardona (Cataluña) y de la asociación de comerciantes de las mismas, que han compartido con Herrilab su experiencia de cambio de horarios. Precisamente, el pasado mes de octubre compartieron su experiencia con los y las comerciantes de Beasain en una jornada celebrada en la Casa Consistorial. Tras dicha acción, se evaluarán y analizarán los resultados conjuntamente con los y las comerciantes participantes, a través de una reflexión compartida.

La segunda experiencia piloto se desarrollará en colaboración con la comunidad educativa. Con el fin de romper con los roles de género tradicionales y aumentar el grado de implicación de los padres en el cuidado de los y las menores (participación en reuniones generales y de seguimiento, etc.), los centros priorizarán la relación con el padre ante cualquier incidencia, es decir, la primera llamada siempre estará dirigida al padre. Actualmente, tres de los cinco centros escolares del municipio participan en esta acción piloto: Murumendi, Alkartasuna Lizeoa y La Salle, en este último caso en el aula de 5 años de Educación Infantil y en 1º y 2º de Educación Primaria. Al final de dicha acción piloto se compartirán experiencias, aprendizajes y dificultades  con los tres centros participantes y se presentarán las conclusiones a los centros y a las familias.

Por último, en lo que respecta al mundo empresarial y laboral, se estudiarán medidas para mejorar la conciliación corresponsable de las familias durante las vacaciones de sus hijos e hijas, en colaboración con la agencia de desarrollo Goieki. De hecho, es en los periodos vacacionales cuando los padres y madres tienen más dificultades para compatibilizar su faceta profesional con el cuidado de los niños y niñas. Para ello, con la participación de empresas y trabajadores y trabajadoras, se realizará un estudio y se elaborará una propuesta de mejora de los recursos disponibles en la localidad,  para posteriormente hacer realidad esa propuesta.

 

Una Beasain más igualitaria

Según indican desde el Ayuntamiento, “Beasain por sus características socio-demográficas, su carácter industrial y su red entre asociaciones y ciudadanos, es un modelo idóneo para favorecer la conciliación corresponsable de la vida personal, familiar y profesional”. Teniendo en cuenta el objetivo principal de Herrilab, éste se alinea con los compromisos del gobierno municipal de poner en marcha procesos transformadores que tengan un impacto positivo en la calidad de vida de la ciudadanía.

Miren Elgarresta, directora de Igualdad de la Diputación Foral, recuerda que todavía queda mucho por hacer en el camino hacia la igualdad de mujeres y hombres. Ha señalado que “una de las principales palancas para conseguirlo es la conciliación corresponsable. Porque en la actualidad son las mujeres las que asumen mayoritariamente el trabajo doméstico y el cuidado y  es necesario que los hombres se impliquen mucho más en ese ámbito. Queremos llevar a cabo esta transformación de forma positiva, manteniendo la colaboración, respondiendo de forma innovadora a este reto como comunidad ciudadana”. Ha remarcado que para ello se pondrán en marcha estas tres experiencias piloto, tras analizar y reflexionar conjuntamente sobre el funcionamiento de las medidas adoptadas, de manera que sirvan de referencia no sólo a la localidad, sino a todo el territorio.