Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

El Departamento de Medio Ambiente y la Universidad del País Vasco analizarán las aguas de la Bahía de San Sebastián y de los pluviales de Txingudi

Foto El Departamento de Medio Ambiente y la Universidad del País Vasco analizarán las aguas de la Bahía de San Sebastián y de los pluviales de Txingudi

El Departamento de Medio Ambiente y la Universidad del País Vasco analizarán las aguas de la Bahía de San Sebastián y de los pluviales de Txingudi

Se abre una línea de investigación para cuantificar la presencia de microplásticos en la costa guipuzcoana.

El Departamento de Medio Ambiente y la Universidad del País Vasco analizarán las aguas de la Bahía de San Sebastián y de los pluviales de Txingudi

A través del análisis de las aguas de la Bahía de San Sebastián con la colaboración del Aquarium, así como de los pluviales en Irún con la colaboración de Servicios de Txingudi.

 

Anualmente, ocho millones de toneladas de plásticos acaban en el mar, causando graves impactos en la fauna y los fondos marinos.

 

José Ignacio Asensio: “Preservar nuestros fondos marinos es esencial y cuantificar su presencia en la costa guipuzcoana es una forma eficaz de detectar y poner solución a la acumulación de estos residuos”.

 

Uno de los retos medioambientales del siglo XXI es la protección de los mares. En concreto, se estima que anualmente se vierten ocho millones de toneladas de plásticos. Muchos de los plásticos se convierten en residuos en un tiempo muy breve, y no se les da un tratamiento correcto, perjudicando al medio ambiente. En este sentido, los mares están siendo especialmente afectados por la contaminación de los plásticos y uno de los retos medioambientales del siglo es su protección. La basura marina es una gran amenaza para la vida marina, la pesca comercial, el turismo y el transporte marítimo, además de afectar incluso a la salud.

 

La línea de investigación abierta por el Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa, en colaboración con el Grupo de Materiales y Tecnologías (GMT) de la Universidad del País Vasco / Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU), tiene como finalidad investigar sobre el contenido de microplásticos en las aguas superficiales marinas y las playas de nuestro territorio, así como su caracterización.

 

Este convenio se centra en investigar los microplásticos en el medio marino de Gipuzkoa para su cuantificación y caracterización. Se incluye una toma de muestras en el litoral (tanto arenales como en otros puntos de la costa) y en medios urbanos (redes pluviales y ríos) para investigar la procedencia de estos contaminantes. Los residuos plásticos encontrados se caracterizarán y también se realizará una evaluación de la degradación de los plásticos en el mar y en un banco de pruebas. Para el muestreo en la Bahía de la Concha y en la red de pluviales de Irún  se contará con la colaboración del Aquarium de San Sebastián y de Servicios de Txingudi respectivamente.

 

La investigación propuesta contiene, además, otras actividades complementarias de gran interés como el estudio del biofouling (capa de organismos marinos que se adhiere a la superficie del plástico) en la degradación marina, la evaluación de los focos de ciertos microplásticos, las estrategias de prevención y un estudio de viabilidad de separación mecánica óptica de polímeros de origen marino. Cabe destacar que, siguiendo con la investigación realizada en el marco del convenio de 2019, se evaluarán los focos de pellets, material virgen que utilizado por las industrias transformadoras del plástico y que también forma parte de los microplásticos encontrados.

 

Para realizar un análisis científico de la situación del litoral vasco en lo relativo a microplásticos, se realizará el estudio en tres playas, incluyendo Orio, La Zurriola y Hendaia. El muestreo en la playa de Hendaia, pese a no ser guipuzcoana, se realizará igualmente por su proximidad geográfica y además, porque permitirá realizar una comparativa con los resultados obtenidos en Gipuzkoa para en un futuro evaluar la influencia de las corrientes marinas y el viento que afecta al desplazamiento de los residuos de superficie. Los resultados se compararán con los datos recogidos en las campañas de verano y otoño realizadas en 2019, así como en la campaña de invierno realizada recientemente.

 

El diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asenio, ha recordado que la contaminación marina por plásticos es uno de los principales problemas ambientales y que su Departamento está liderando el proyecto LIFE LEMA con el objetivo de recoger 100 toneladas de plásticos en tres años en las costas guipuzcoanas. En palabras de Asensio la nueva línea de investigación abierta va un paso más allá porque “preservar nuestros fondos marinos es esencial y cuantificar su presencia en la costa guipuzcoana es una forma eficaz de detectar y poner solución a la acumulación de estos residuos”.

 

El proyecto será dirigido por la Dra. Cristina Peña, profesora del Departamento de Ingeniería Química y Medio Ambiente de la Escuela de Ingeniería de Gipuzkoa de la UPV/EHU. El presupuesto de la nueva línea de investigación asciende a 60.000 €, que serán aportados por el Departamento de Medio Ambiente, en el marco del convenio firmado por ambas entidades.