Cuenca del Oria

Caracteristicas generales del Oria

Con 882,5 km², es la mayor cuenca de los ríos guipuzcoanos, extendiéndose parte en la Comunidad Foral de Navarra. Nace en la falda norte de la sierra de Aitzkorri, recibiendo en su parte alta las aportaciones de los ríos Ursuaran y Estanda y un poco más abajo, las del Agauntza, Amundarain y Amezketa. Otros afluentes importantes de su parte media y baja son el Araxes, Zelai y Leitzaran. Su desembocadura se realiza en Orio, después de describir una acusada curva en las cercanías de Donostia-San Sebastián.

La ocupación urbana e industrial de la cuenca, que presenta una población cercana a los 150.000 habitantes, se ha producido principalmente alrededor del eje principal de la misma, en núcleos urbanos como Beasain, Tolosa, Billabona, Andoain y Lasarte-Oria. Históricamente, además, el valle del río Oria, ha sido la vía de comunicación más importante de Gipuzkoa hacia el sur.

La humanización de las zonas medias y bajas de la cuenca ha deteriorado mucho su hábitat, que contrasta, sin embargo, con otras áreas de la misma cuenca más altas y muy poco pobladas y bien conservadas, como las sierras de Aralar y Aitzkorri y la cuenca del río Leitzaran.

Calidad de las Aguas del Oria

Si bien, históricamente el río Oria ha sido uno de los más contaminados de Gipuzkoa, las obras de saneamiento ejecutadas y la puesta en marcha de la EDARs de Legorreta y Aduna ha supuesto una enorme mejora de la calidad del agua en toda la cuenca. Esto ha llevado aparejado una mejora de la situación de la fauna piscícola; antes desaparecida en muchos tramos, siendo actualmente importantes las poblaciones de barbo, loina, anguila y locha. En los tramos más altos de la cuenca la trucha y el eskailu siempre han estado también presentes. En los últimos años, la presencia de salmón en la cuenca es también una constante, si bien las condiciones morfológicas del río no permiten todavía el asentamiento de una población estable de esta especie sin intervención externa.

La red de tributarios del Oria es compleja y, en general la población asentada en la mayoría de ellos es también significativa. Su situación difiere de unos a otros, si bien el avance en la construcción de infraestructuras de saneamiento en la mayoría de ellos ha hecho que su situación ambiental mejore enormemente, casos de los ríos Estanda, Amundarain, Araxes y Asteasu entre otros. Mientras, y por otro lado, ríos como el Leitzaran y Arriaran con menos presencia humana siempre han mantenido una situación excelente y comunidades notables de peces.

Hidrología del Oria

La cuenca presenta la precipitación media más baja de las del Territorio Histórico, con un valor de 1567 mm. Al evaluar la temperatura en 13,3º C, se obtiene una evaporación media de 836 mm/año. Con estos datos y los de las estaciones de aforo se considera que la aportación media de la cuenca es de 295 hm3/año.

La variabilidad de las precipitaciones a lo largo del año, con valores altos en la época de diciembre-enero y otro máximo en abril así como la morfología de la cuenca, condicionan el régimen hidrológico que es de tipo torrencial, con caudales altos en invierno y primavera y bajos en verano. Por otra parte, también existe una elevada variabilidad interanual de las aportaciones.