Atrás

Myriam Perez Cazabon: “El movimiento tiene mucha importancia en la película”

Myriam Perez Cazabon: “El movimiento tiene mucha importancia en la película”

Las coreografías de Akelarre fueron preparadas en Gipuzkoako Dantzagunea en la primavera de 2019, creadas y dirigidas por Myriam Perez Cazabon junto a la bailarina Leire Otamendi. El éxito de la película dirigida por Pablo Agüero, con más de 50.000 espectadores en salas y con nueve nominaciones para los Premios Goya, ha revertido en el, ha revertido en el reconocimiento de la coreógrafa de Hondarribia, habitual en varios proyectos que se desarrollan en Gipuzkoako Dantzagunea. Hemos aprovechado un descanso de uno de ellos para charlar con ella.

Foto de Myriam Perez Cazabon: “El movimiento tiene mucha importancia en la película”

Los responsables de la película se pusieron en contacto con Perez Cazabón a través de Maite Arroitajauregi Mursego: “Maite y yo ya habíamos trabajado juntas y les dio mi referencia. Tras una entrevista recibí la invitación para crear coreografías para la película.”

Las fases de creación y preparación de escenas se realizaron en Gipuzkoako Dantzagunea en la primavera de 2019 y las grabaciones se realizaron en verano. El encargo específico fue preparar dos escenas: “una fiesta de varias chicas y el akelarre final. El proceso creativo lo inició Maite con la música. Las actrices tenían que cantar y bailar, y viendo que había mucho trabajo, llamé a la bailarina Leire Otamendi para que me ayudara en el proceso.”

Pablo Agüero quería danza contemporánea y “a la vez quería darle un aire popular, sin meter en concreto la danza vasca. Maite me envió referencias de diferentes culturas: árabes, tarantas… desde el punto de vista de la danza, todos tenían coreografías circulares y movimientos repetitivos. Decidimos ir por ahí, prestando atención especial los movimientos de los brazos, para los cuales utilizamos los videoclips actuales.

Tras ver el resultado final, "nos quedamos muy contentas cuando lo vimos antes del estreno. Estábamos nerviosas porque estamos acostumbradas a hacer espectáculos en directo, no a ver nuestro trabajo sentadas. El proceso creativo en el cine te permite identificar y prestar atención a elementos que tienen fuerza en la coreografía. Debido a los cambios de plano, la coreografía se puede dividir en partes, sin tener que buscar la continuidad inherente al directo”.

La película de Pablo Agüero ha recibido nueve nominaciones para la edición del 2021 de los Premios Goya que otorga la Academia Española de Cine, y la entrega de premios tendrá lugar el 6 de marzo. Han pasado casi dos años desde que crearon y grabaron coreografías y el reconocimiento llega . “El éxito de la película ha traído el reconocimiento de mi trabajo y el de la danza, ya que al ser una de las últimas en la fila, su presencia en el cine le da impulso. Estoy orgullosa de que esta película haya servido para demostrar que la danza y el movimiento son expresiones que están presentes en todas las culturas".