La Diputación Foral pone en marcha el Consejo Social de Participación Ciudadana

La Diputación Foral pone en marcha el Consejo Social de Participación Ciudadana

Se trata de un órgano fundamental para impulsar la participación ciudadana en el territorio.

Foto de 
 La Diputación Foral pone en marcha el Consejo Social de Participación Ciudadana

El pasado martes 2 de enero, se publicó en el Boletín Oficial de Gipuzkoa el Decreto Foral que institucionaliza el Consejo Social de Participación Ciudadana, de acuerdo con los compromisos y objetivos previstos en el Plan Estratégico 2015-2019 en materia de Buena Gobernanza. El Consejo Social se trata de un órgano consultivo destinado a impulsar la participación ciudadana en general, y a desarrollar los instrumentos presentes en la Norma Foral sobre Participación Ciudadana. Por ejemplo, el órgano informará sobre las actuaciones a realizar en el ámbito de la participación en Gipuzkoa o sobre el Programa Participativo a implementar.

El Consejo Social está compuesto por personas que hayan destacado, en el ámbito académico o práctico, en el terreno de la participación ciudadana, buena gobernanza y gobierno abierto. Los integrantes del órgano se han seleccionado aplicando criterios de igualdad, edad, territorialidad, solidaridad e inclusión social, y entre los mismos destacan representantes políticos, técnicos y sociales, incluyendo profesionales vinculados a la Universidad del País Vasco, Universidad de Deusto y la Universidad de Mondragón. Asimismo, el Consejo Social contará con la presencia del director/a de Gobierno Abierto del Gobierno Vasco, el director/a de participación ciudadana de los Ayuntamientos de Donostia-San Sebastián y Vitoria-Gasteiz y el comisionado/a de Participación y Democracia Activa del Ayuntamiento de Barcelona, entre otros.

La estructura del Consejo Social estará articulada en un Pleno, que reunirá a todas/os los miembros del mismo, y en una comisión de gobierno que se reunirá con carácter trimestral. Entre las funciones del Consejo Social destacan debatir y formular propuestas, proponer la elaboración de informes y estudios, acordar la creación de espacios sectoriales de participación, fomentar el intercambio de experiencias participativas y rendir cuentas a la Diputación Foral sobre su actividad y funcionamiento. Además, cada año el Pleno del Consejo Social debatirá y aprobará un informe de las actuaciones realizadas durante dicho periodo y propondrá iniciativas para mejorarlas.

Siguiendo los principios de eficacia, eficiencia y operatividad, el Consejo Social dará respuesta al objetivo 13 del Plan Estratégico de Gestión, que pretender “afianzar una relación abierta con la ciudadanía”. La participación ciudadana en Gipuzkoa se estructura como parte sustancial de la política de Buena Gobernanza que lleva a cabo la Entidad Foral, y que sigue la estela del Libro Blanco de Democracia y Participación Ciudadana del Gobierno Vasco, donde se destaca la necesidad de “reconocer y actuar sobre las capacidades públicas y privadas de la sociedad vasca, con el objetivo de favorecer el compromiso colectivo para la creación del valor público”.