Atrás

CARACOLES Y BABOSAS

CARACOLES Y BABOSAS ()

Producen, en general, daños de poca importancia. En algunos casos pueden provocar daños en plantas jóvenes en vivero; raramente producen daños preocupantes en plantaciones adultas.

Sintomas y biología

Son moluscos que poseen una concha calcárea, externa en los caracoles e interna en las babosas, de cuerpo blando y movimientos lentos. Viven en ambientes húmedos y, por tanto, son activos por la noche y en días lluviosos o nublados. Pueden alimentarse de hojas, brotes tiernos y frutos, sobre todo de los caídos al suelo. Son hermafroditas; realizan las puestas en el suelo, sobre todo en otoño. No todos los caracoles son fitófagos; existen algunas especies, como Rumina decollata, que depredan a otros caracoles.

Control

Los caracoles y babosas sufren depredación y parasitismo por parte de la fauna natural presente. En caso de fuertes ataques son utilizables productos a base de metaldehido o de metiocarb, en forma de cebos alrededor de los árboles. También es eficaz el espolvorear en la base de los árboles con fosfato férrico, pues daña a los moluscos que pasan sobre dicho producto.

  • Manzano con caracolillos en hojas y rama. Manzano con caracolillos en hojas y rama.
  • Caracoles; daños que producen en hojas. Caracoles; daños que producen en hojas.
  • Daños producidos por babosas en ramas bajas cercanas al estrato herbáceo, en condiciones de alta humedad. Daños producidos por babosas en ramas bajas cercanas al estrato herbáceo, en condiciones de alta humedad.
  • Detalle de caracol en rama. Detalle de caracol en rama.