Atrás

CHANCRO

CHANCRO (Nectria galligena, Cylindrocarpon mali)

Esta enfermedad muy común en Gipuzkoa, que se presenta sobre todo en plantaciones poco cuidadas, ataca las partes leñosas del manzano, especialmente a las ramas.

Sintomas y biología

A través de heridas, cicatrices foliares, roturas de epidermis, etc., el hongo penetra y produce pequeñas depresiones pardo-rojizas que, rápidamente, se agrietan y profundizan dejando al descubierto parte de la madera. El chancro así formado interrumpe el paso de la savia y provoca el marchitamiento de la parte superior de la rama donde se establece; de ordinario no compromete la vida del árbol pero sí su producción. Sobre la superficie del chancro, favorecido por primaveras lluviosas, fructifica el hongo en forma de cojinetes de color cremoso que representan la fase asexual del chancro, denominada "Cylindrocarpon mali". Los frutos pueden ser también atacados, produciéndose manchas en la zona calicina y en la peduncular.

En otoño, y sobre chancros de madera vieja, se desarrolla la fase sexual del hongo, llamada propiamente "Nectria gallígena", formando peritecas de color rojo vivo que maduran durante el invierno y la primavera siguiente. Las dos formas sexuales del hongo conviven durante todo el periodo vegetativo del árbol ya que la producción de ascosporas y conidios se da durante todo el año, presentando un máximo entre final de verano y principio de otoño; por tanto, una excesiva pluviometría en dicha época favorecerá las infecciones.

Control

Los medios de lucha de naturaleza física son muy importantes y tienen por objeto mantener limpia la plantación. Así, las ramas secas deben cortarse por debajo del chancro y quemarlas. Las heridas en general, y de poda en particular, han de protegerse con productos cicatrizantes y desinfectantes. Se separará el tejido muerto y se limpiarán minuciosamente los chancros, quemando los restos de dicha limpieza. La poda debe de realizarse en tiempo seco para evitar contaminaciones. Es importante eliminar los restos de poda ya que un trozo de rama con chancro en el suelo puede estar produciendo ascosporas durante 2 años. Es conocido que una aportación elevada de nitrógeno favorece la instalación y desarrollo del chancro, por lo que se recomienda moderar las dosis de dicho fertilizante.

En la lucha química es importante intervenir durante los momentos adecuados, que son a la caida de la hoja, al inicio de la vegetación y después de episodios que produzcan heridas en el árbol como el granizos y fuertes vendavales.

Respecto al comportamiento de las variedades de sidra se pueden señalar, por el momento, como menos susceptibles Aritza, Txalaka y Verde agria, y como más sensibles Gezamina, Mozolua y Patzolua (Etxeandia, A. 2002).

  • Detalle de chancro. Detalle de chancro.
  • Fructificación sexual del hongo: presencia de pequeñas bolas rojizas. Fructificación sexual del hongo: presencia de pequeñas bolas rojizas.
  • Chancro producido por Cylindrocarpon mali. Chancro producido por Cylindrocarpon mali.
  • Manchas blancas que corresponde a las fructificaciones asexuales del hongo. Manchas blancas que corresponde a las fructificaciones asexuales del hongo.
  • Chancro producido por el hongo en su fase asexual, Cylindrocarpon mali. Chancro producido por el hongo en su fase asexual, Cylindrocarpon mali.
  • Fructificaciones rojas de Nectria galligena y micelio blanquecino de Cylindrocarpon mali. Fructificaciones rojas de Nectria galligena y micelio blanquecino de Cylindrocarpon mali.
  • Peritecas rojas de Nectria galligena. Peritecas rojas de Nectria galligena.
  • Detalle de las peritecas. Detalle de las peritecas.
  • Fructificaciones blancas de Cylindrocarpon mali. Fructificaciones blancas de Cylindrocarpon mali.
  • Fructificaciones blancas de Cylindrocarpon mali. Fructificaciones blancas de Cylindrocarpon mali.