Políticas Sociales

Se necesitan familias de acogida

A nuestro alrededor hay niños, niñas y adolescentes que no están disfrutando de una infancia normal. Son más de los que imaginamos. Y han sufrido más de lo que deberían. Cambios drásticos. Soledad. Miedo. Mucha incertidumbre. Son niños, niñas y adolescentes que por diferentes motivos no pueden vivir con sus familias.

Parte viven en centros de acogida tutelados por la Diputación de Gipuzkoa. Y aunque están perfectamente atendidos por los y las profesionales que se vuelcan cada día en su atención, es imposible replicar el calor de un hogar. Porque cuando tienes 3, 8 o 13 años el único lugar en el que deberías vivir es en una casa. Con una familia. Ser un niño normal. Una niña más.

Los niños, niñas y adolescentes que viven lejos de sus familias tienen muchas carencias. Pero una por encima de todas: necesitan cariño. Y no les vale con abrazar a esos viejos peluches o muñecas que tantas noches les han acompañado. Necesitan ABRAZOS DE CARNE Y HUESO. Te necesitan a ti.

Si quieres contactar con nosotros:

Teléfono: 943 11 25 22

Email:

Preguntas sobre el proceso

¿Qué menores necesitan ser acogidos?

Sus perfiles son muy distintos, pero todos ellos están bajo la protección de la Diputación Foral de Gipuzkoa. Pueden ser:

  • Desde bebes hasta adolescentes
  • Menores solos o grupos de hermanos a los que se intenta mantener juntos.
  • Pueden presentar dificultades de comportamiento por las experiencias negativas que han vivido.

¿Qué es ser Familia de Acogida?

Es un modo de ayudar (a un niño, niña o adolescente) aceptarlo en tu familia:

  • Darle educación, respecto, y cariño.
  • Facilitar que se integre en tu familia y darle la oportunidad de vivir en un ambiente familiar.
  • Cuidarle, quererle y respetar de donde viene.
  • Ayudarle a comprender por qué no está con su familia y a mantener relación con ella siempre que sea bueno para él.

El acogimiento no es una adopción, ni un paso para llegar a ella. No busca sustituir a la familia del menor, que debe ser respetada en todo momento.

Hay diferentes tipos de familias y puedes elegir cuál quieres ser según tu disponibilidad y preparación.

De urgencia (duración hasta un máximo de 6 meses)

Es para niños y niñas que necesitan una atención inmediata, en los que todavía se está valorando si van a poder volver con sus familias. Mientras se valora esto y durante como mucho 6 meses estos niños estarán con estas familias de urgencia.

Temporal (duración hasta 2 años)

Para esos casos en los que las familias de los niños, niñas y adolescentes, con ayuda profesional y trabajando para ello, pueden llegar a ser capaces de cuidar bien de sus hijos. Por eso las familias de acogida temporal, ayudan a estos niños durante ese tiempo (máximo 2 años) que van a estar fuera de sus propias familias y les cuidan y ayudan a prepararse para volver con sus familias.

Permanente (duración indefinida)

Cuando ya se ha visto que el niño no va a poder volver con su familia, se buscan familias que quieran estar con ellos para mucho más tiempo. Puede durar hasta los 18 años.

Especializado

Hay niños que tienen necesidades especiales o necesitan de una atención mucho mayor y por eso necesitan de familias que estén especialmente preparadas con formación específica para cuidarles.

¿Quién puede ser Familia de Acogida?

Cualquier persona o familia que esté dispuesta a embarcarse en esta aventura.

Eso sí, es necesario:

  • Que todos los miembros de la familia estén de acuerdo.
  • Tener espacio suficiente en casa para el niño, niña o adolescente.
  • Respetar de donde viene y aceptarlo con sus costumbres y su familia (y es que la mayoría del as veces siguen teniendo relación con su familia con visitas).
  • Aceptar el apoyo de los profesionales que seguirán la evolución del niño y del acogimiento en todo momento, prestando ayuda para ir superando las dificultades que se puedan presentar.

¿Y su familia de origen?

El que el niño, niña o adolescente no pueda vivir con su familia, no quiere decir que tenga que perder el contacto con ella. Por eso, siempre que la relación sea buena para el niño, niña o adolescente, se mantendrán unas visitas con la familia. De este modo se mantiene el vínculo con ella y así se facilita la vuelta con la familia en caso de que sea posible.

¿Puedo decir qué tipo de niño, niña o adolescente encajaría conmigo? ¿Puedo elegirlo?

Es la familia de acogida la que decide al final si acepta la propuesta de acoger a un niño o niña concreto.

Pero son los y las profesionales que intervienen en el acogimiento familiar quienes valorarán, teniendo en cuenta la información que han recogido durante las entrevistas con vosotros, qué niño, niña o adolescente puede encajar mejor en vuestra familia.

¿Voy a tener alguna ayuda?

SIEMPRE

  • Tendrás un Responsable de Caso que seguirá de cerca tu acogimiento apoyándote y ayudándote a resolver todas las dudas que te puedan ir surgiendo a lo largo del acogimiento.
  • Tendrás un Equipo de Profesionales que junto con el Responsable de caso irán tomando las decisiones necesarias para que tanto el niño, niña o adolescente como vosotros estéis bien y que os ayudarán en momentos concretos del acogimiento o con necesidades concretas del niño, niña o adolescente.
  • También recibirás una ayuda económica para todos los gastos más habituales que pueda suponer el tener al niño, niña o adolescente e incluso alguna ayuda especial que se estudiará en casos concretos.

¿Y si algo va mal en el acogimiento?

El equipo que estará para apoyaros trabajará para ayudaros a superar las dificultades que puedan surgir.

Pero en caso de que se vea que algo no va bien, cuéntanoslo con total tranquilidad y los profesionales tomarán las decisiones que sean necesarias para procurar el bienestar del niño o niña y el de vuestra familia.

¿Qué pasa después de los 18 años?

Cuando el ya adolescente cumpla los 18 años, él/ella junto a vosotros decidiréis si queréis que siga viviendo con vosotros, si preferís que se independice o si quiere volver con su familia de origen.

Los profesionales os ayudaremos en el proceso, pero la última decisión es del joven y vuestra.

Los jóvenes pueden acceder a ayudas económicas y seguimiento siempre que cumplan con una serie de requisitos.

¿Cómo sería el proceso?

En caso de animarte a seguir adelante es recomendable que vayas a las charlas informativas que se van a realizar en distintos municipios. En ellas recibirás más información sobre qué es ser familia de acogida.

Si ya tienes información suficiente y tienes claro que quieres ser familia de acogida, estos son los siguientes pasos:

  1. Formación.

    Es una formación de unas 4hs de duración que se imparte una tarde al mes en Donosti.

    Para que puedas ir necesitamos que nos llames al 943457740 o escribas al email lauka@lauka.org y así podamos confirmarte la fecha y si hay todavía sitio libre en la sala.

  2. Presentar solicitud oficial y documentación.

    Una vez has hecho la Formación ya puedes presentar la solicitud oficial para ser familia de acogida.

    Por si quieres ir echándoles un vistazo te dejamos el link a los documentos que será necesario que nos entregues y completes para presentar la solicitud.

    Acceder al acogimiento por familias voluntarias
  3. Entrevistas personales.

    Una vez hayas presentado la solicitud se pondrán en contacto contigo para realizar varias entrevistas personales en las se trabajará contigo y toda tu familia la solicitud y se verán tus características y las de tu familia.

  4. Pruebas Psicotécnicas.

    En las entrevistas personales te pedirán que hagas varios cuestionarios psicotécnicos que nos ayudarán a conocer qué tipo de familia sois y si realmente podéis acoger a uno de nuestros menores.

  5. Entrevistas en domicilio.

    Se hará al menos una entrevista en tu casa para conocer el lugar donde viviría el niño, niña o adolescente y ver si es un hogar adecuado para uno de nuestros menores.

  6. Con todo este proceso el equipo hará un informe en que se valorará si cumplís todos los requisitos necesarios para ser familia de acogida o en caso de no ser así, si podéis encajar con el tipo de familias que se necesitan para ayudar a los menores de otro modo.

¿Puedo ayudar de algún otro modo?

A lo mejor ser familia de acogida no es lo que mejor encaja contigo y tu familia, pero hay otras formas en las que puedes ayudar a los niños, niñas y adolescentes. A continuación puedes acceder a la información de estos otros modos de ayudar.

Proyecto Izeba de familias de apoyo Web del Proyecto Izeba

Teléfono: 943 25 10 05. Email:

Más información y documentación

Si quieres más información aún, la Asociación de Familias Acogedoras de Gipuzkoa (Beroa) puede echarte una mano y darte más información de primera mano. Aquí tienes sus datos de contacto. Teléfono 943 24 56 04 email, asociacionberoa@asberoa.com

Y si aún quieres más información para poder leer aquí tienes diversos folletos y artículos con más información sobre todo lo que es y supone el acogimiento familiar.

Y las leyes que explican todo esto :

Experiencias reales de qué es el Acogimiento Familiar:

Beroa Elkartea

Beroa Elkartea es la asociación de familias acogedoras de Gipuzkoa.

Sus objetivos son:

  • Ayudar a las familias acogedoras y a las personas menores de edad acogidas en su proceso de acogimiento familiar.
  • Facilitar, mediante la oferta de servicios y actividades de interés el acogimiento familiar.
  • Organizar y colaborar en las Campañas de difusión y sensibilización con el objetivo de animar a otras familias para que se planteen el acogimiento familiar.

Para ello, ofrece:

  • Información, orientación y asesoramiento en los diferentes momentos del acogimiento, desde nuestra experiencia como familias acogedoras.
  • Charlas informativas y formativas mediante la celebración de la Jornada de Convivencia y el Encuentro de Familias Acogedoras de Gipuzkoa.
  • Programa respiros y colonias de verano: actividades de ocio y tiempo libre, y fines de semana dirigidas a las personas menores de edad así como a sus familias acogedoras.
  • La gestión de Etxegorria, espacio en el que se realizan las visitas supervisadas entre los niños, niñas y adolescentes y su familia de origen.