25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Al igual que la de toda la sociedad, la responsabilidad de niños, niñas, adolescentes y jóvenes ante esta situación es enorme y es necesario que también sean protagonistas en esta cuestión.

25/11/2020


 

Hoy, 25 de noviembre, es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, un día para denunciar la violencia contra las mujeres en todo el mundo y pedir políticas para erradicar la violencia en todos los países. A pesar de que a menudo la violencia nos parezca lejana o casi invisible, en 2019 se contabilizaron en la CAV 4.419 mujeres víctimas de la violencia, según los datos ofrecidos por Emakunde. En total, 3.098 mujeres (70,1%) fueron agredidas por su pareja o expareja, 899 (20,3%) fueron víctimas de la violencia ejercida por un hombre fuera de la familia y 422 (9,6%) mujeres sufrieron violencia sexual fuera de la familia. De todas ellas, el 30,7% está formado por niñas, adolescentes y jóvenes de entre 0 y 30 años.

 

El modelo de vida habitual entre la juventud actual puede dar lugar a diversas actitudes violentas como, por ejemplo, algunos comportamientos de abuso que pueden ver al acceder a páginas web de pornografía, algunos modelos de amor romántico, los roles de género y los estereotipos, el machismo existente en la sociedad en general, y como muestra de todo ello, varias actitudes inapropiadas que pueden observarse en Internet o en las redes sociales.

 

Ante esta situación, es necesario, entre otras muchas cosas, incidir en la importancia de la educación, tanto formal como no-formal. Todos los ciudadanos y todas las ciudadanas deben ser protagonistas en esta cuestión, pero los y las adolescentes y jóvenes juegan un papel importante, ya que serán quienes eduquen a las generaciones futuras. Para trabajar las relaciones y la sexualidad de una manera sana y segura, es necesario aportar información y recursos. Para ello es necesario incidir en la importancia de la educación afectivo-sexual, ya que además de ser una herramienta importante para prevenir la violencia hacia las mujeres, permite prever, detectar y dar respuesta a situaciones de riesgo.

 

Para este 25 de noviembre, además, la Diputación Foral de Gipuzkoa ha puesto en marcha una campaña de sensibilización con el objetivo de “concienciar” sobre las “agresiones más habituales y normalizadas” que se producen actualmente. La iniciativa insta a la ciudadanía a identificar comportamientos machistas que se producen en diferentes ámbitos y que afectan negativamente a las mujeres, con el fin de erradicar esta realidad. Todos los ciudadanos y todas las ciudadanas, incluidas las personas jóvenes, deben tomar conciencia de la violencia normalizada tradicional, asumiendo un compromiso colectivo e individual con el problema.

 

 

 

Síguenos en...