Atrás

Medio Ambiente realiza un Diagnóstico de la Infraestructura Verde de Gipuzkoa para planificar las actuaciones de restauración y protección de nuestros ecosistemas

La Red de Infraestructura Verde de Gipuzkoa ocupa 541 Km2, aproximadamente un 25% del Territorio Histórico de Gipuzkoa; e incluye todos los grandes tipos de paisajes presentes, desde los incluidos en el medio litoral hasta los propios de montaña, los provenientes de los medios rurales y urbanos y también los de sistemas de agua dulce. En total se han delimitado 104 elementos.

28·06·2021


Medio Ambiente realiza un Diagnóstico de la Infraestructura Verde de Gipuzkoa para planificar las actuaciones de restauración y protección de nuestros ecosistemas

Se va a habilitar en la web de Ingurumena un visor GIS (Sistemas de Información Geográfica), delimitada con criterios técnicos basada en la funcionalidad ecológica y los servicios ecosistémicos, para que sea pueda ser asumida en la ordenación territorial comarcal (PTPs) y por el planeamiento urbanístico

Esta nueva línea de desarrollo, recogida en “Gipuzkoa Klima 2050”, responde a las directivas europeas para actuar ante la alarmante tasa de pérdida de biodiversidad, una de las principales crisis medioambientales que nos enfrentamos.

 

José Ignacio Asensio: “Las infraestructuras verdes son fundamentales para garantizar la continuidad ecológica de nuestros ecosistemas y cumplen un rol relevante en la lucha contra el cambio climático, ya que son los principales sumideros de CO2”. “Nuestro bienestar, nuestra salud y nuestra economía dependen del estado de conservación de los ecosistemas”.

 

El Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha iniciado una nueva línea de trabajo orientada a delimitar una Red de Infraestructura Verde en el territorio de Gipuzkoa, con el objetivo de combatir la crisis de la pérdida de la biodiversidad y planificar las actuaciones de restauración y protección de nuestros ecosistemas. Como primer paso, se ha realizado un diagnóstico para la planificación de dicha Red, que han presentado esta mañana en rueda de prensa el diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, y la directora de Medio Ambiente, Mónica Pedreira.

 

Según el último informe publicado por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) sobre la situación medioambiental de Europa en 2020, el medio ambiente se encuentra en un punto de inflexión y necesita una acción urgente de planificación para combatir las cuatro grandes crisis ambientales:  el cambio climático la pérdida de la biodiversidad, la sobreexplotación de recursos naturales y la contaminación. Según se refiere el informe, un millón de especies de animales y plantas están en riesgo de extinción en las próximas décadas y esta crisis global de la biodiversidad tiene efectos devastadores para la degradación de nuestra naturaleza y nuestros ecosistemas, con el consecuente efecto negativo sobre el calentamiento global, ya que son los principales sumideros de CO2. En esta línea, la Comisión Europea se ha fijado el objetivo de proteger el 30% de las zonas terrestres y marítimas.

 

En esta línea, el Departamento de Medio Ambiente se ha propuesto planificar y mejorar la infraestructura verde del territorio con tres objetivos principales: mejorar la resiliencia del territorio ante el cambio climático y promover su adaptación; garantizar la conectividad ecológica del territorio, y facilitar el contacto de las personas con el medio natural.

 

José Ignacio Asensio, diputado de Medio Ambiente, ha declarado que “las infraestructuras verdes son fundamentales para garantizar la continuidad ecológica de nuestros ecosistemas y cumplen un rol relevante en la lucha contra el cambio climático, ya que son los principales sumideros de CO2”. El diputado foral ha subrayado el valor de identificar las discontinuidades ecológicas que fragmentan nuestro territorio, mejorar el estado de los ecosistemas degradados y preservar nuestra biodiversidad. “El capital natural es la base de un desarrollo sostenible; nuestro bienestar, nuestra salud y nuestra economía dependen del estado de conservación de los ecosistemas”. Según datos provenientes de la Comisión Europea, cerca de la mitad del PIB mundial está ligado a la naturaleza.

 

El diagnóstico realizado concluye que la Red de Infraestructura Verde de Gipuzkoa ocupa 541 Km2, aproximadamente un 25% del Territorio Histórico de Gipuzkoa; e incluye todos los grandes tipos de paisajes presentes, desde los incluidos en el medio litoral hasta los propios de montaña, los provenientes de los medios rurales y urbanos y también los de sistemas de agua dulce. En total se han delimitado 104 elementos. En este trabajo, se ha creado una metodología propia para identificar las discontinuidades y definir las actuaciones de restauración ambiental, renaturalización o desfragmentación, necesarias para proteger todos los elementos de la Red de Infraestructuras Verdes.

 

Una vez identificadas dichas áreas de mejora, se priorizarán las actuaciones a llevar a cabo, se acometerán estudios e inversiones a nivel comarcal empezando por el pilotaje de la comarca de Debabarrena, se elaborará un Plan de Infraestructura Verde de Gipuzkoa para definir las actuaciones e inversiones para mejorar su continuidad y funcionalidad, y se dará apoyo a los municipios en actuaciones de mejora de la Infraestructura Verde.

 

En la web de Ingurumena se va a habilitar un visor GIS (Sistemas de Información Geográfica), delimitada con criterios técnicos basada en la funcionalidad ecológica y los servicios ecosistémicos, para que sea pueda ser asumida en la ordenación territorial comarcal (PTPs) y por el planeamiento urbanístico

En esta línea, ya se ha dado apoyo a los Ayuntamientos guipuzcoanos, a los que ya ha concedido un total de 58.000 euros en ayudas para mejorar la infraestructura verde local. Estas subvenciones han sido destinadas a mejorar la infraestructura verde de localidades tales como Altzo, Olaberria, Orendain, Itsasondo, Usurbil, Asteasu, Eibar, Baliarrain, Deba y Ordizia. Asimismo, en el marco de LIFE Urban Klima, se ha realizado un inventario de actuaciones de mejora que se presentará próximamente.

Esta nueva línea de desarrollo de las Infraestructuras Verdes viene incluida en la estrategia guipuzcoana de lucha contra el cambio climático ‘Gipuzkoa Klima 2050’, que incluye una línea de actuación específica que tiene como objetivo promover una red de infraestructuras verdes en Gipuzkoa y desfragmentar el territorio. El objetivo es doble, por un lado, restaurar las áreas degradadas y la naturalización de las mismas para mantener la resiliencia del territorio, y por otro, promover infraestructuras verdes urbanas como complemento a las rurales como medida de adaptación al cambio climático.