Trabajamos el desarrollo sostenible con niñas, niños, adolescentes y jóvenes

 

¡No dejemos a nadie atrás! Por el bienestar de la infancia, la adolescencia y la juventud.

Niños, niñas, adolescentes y jóvenes deben ser protagonistas de su presente y su futuro. Para ello las instituciones debemos ofrecerles oportunidades y entornos adecuados de capacitación y desarrollo para garantizar su bienestar.

En este sentido, la Educación para el Desarrollo Sostenible deberá proteger a la infancia, la adolescencia y la juventud y:

  • Garantizar los derechos de los niños, las  niñas, adolescentes y jóvenes.
  • Impulsar la participación infantil y juvenil en la comunidad.
  • Garantizar el pleno desarrollo de la personalidad y las capacidades de las niñas, los niños y adolescentes.
  • Crear entornos seguros y protectores para niñas, niños y adolescentes con figuras de referencia.
  • Ofrecer oportunidades reduciendo las desigualdades.
  • Trabajar por el compromiso con la igualdad de género.
  • Trabajar la inteligencia emocional con los niños, niñas, adolescentes y jóvenes teniendo en cuenta los colectivos con necesidades especiales.
  • Promover la diversidad cultural y el euskera como eje central.
  • Abordar las repercusiones de la era tecnológica y la reducción de la brecha digital.

 

Jóvenes como agentes de cambio. El empoderamiento de niños, niñas, adolescentes y jóvenes

Los cambios fundamentales indispensables para un futuro sostenible comienzan con cada uno de nosotros y nosotras. Se necesitan valor y determinación para cambiar y vivir de manera diferente. Este proceso de transformación comienza con la toma de conciencia de la realidad y su análisis crítico; y también con la promoción de nuevos valores, como la justicia y la solidaridad, que puedan ofrecer una alternativa a las sociedades de consumo.

Nuestro reto consiste en conseguir las metas de transformación social, económica, ecológica y de inclusión, y hacerlo con y a través de los propios y las propias adolescentes y jóvenes. Para ello, es una condición imprescindible que participen activamente en la planificación y en el desarrollo de las actividades y en la creación de una conciencia comunitaria.

 

Comunidades resilientes: escenarios post Covid-19

Son la juventud actual y las generaciones futuras las que se verán obligadas a afrontar las consecuencias de un desarrollo no sostenible; es su presente y su futuro el que está en juego.

Debemos crear comunidades resilientes, socialmente cohesionadas, bien informadas, saludables y que generen oportunidades. Debemos avanzar hacia la colaboración, la solidaridad y la inclusión de personas de todos los géneros y orígenes.

Nos enfrentamos también al reto de responder a las consecuencias sociales, económicas y para la salud que la Covid-19 ha supuesto para las niñas los niños, adolescentes y jóvenes; de hecho, son de los colectivos más afectados por esta pandemia y lo seguirán siendo durante mucho tiempo.

 

¡Es hora de hacer algo!

¿Qué podemos hacer frente a la crisis de sostenibilidad del mundo y del planeta desde nuestra responsabilidad individual y colectiva? Es fundamental involucrar a niñas y niños, adolescentes y jóvenes en el aprendizaje transformativo y orientado a la acción y a la participación, tanto de forma social como emocional.

  • Adquiriendo conocimiento, comprensión y pensamiento crítico sobre temas globales, regionales, nacionales y locales.
  • Con un sentido de pertenencia a una humanidad común, compartiendo valores y responsabilidades, sintiendo empatía, solidaridad y respeto por las diferencias y la diversidad, así como asumiendo un sentido de responsabilidad hacia el futuro.
  • Actuando de manera efectiva y responsable a nivel local, estatal y mundial por un mundo más pacífico y sostenible.

 

   ¡Actuemos!